La parroquia de Salinas cuenta con jueces de paz

pag-4-f-1La ciudadanía de la parroquia Santa Catalina de Salinas, perteneciente al cantón Ibarra, podrá solucionar sus conflictos en base al diálogo. Daniela Pozo del barrio La Floresta, fue elegida como jueza de paz mediante mutuo acuerdo, entre los 5 candidatos que participaron en el proceso que inició el pasado mes de octubre. Al igual que sus pares designados el mes de septiembre en La Carolina.

 

Durante los dos próximos años, Daniela Pozo podrá resolver por medio de conciliación o en equidad los conflictos individuales, comunitarios, vecinales o contravenciones que sean sometidos a su conocimiento. Mientras que sus compañeros candidatos, asumirán el rol de promotores de justicia de paz para brindarle apoyo. El principal del Consejo de la Judicatura (CJ) de Imbabura, Danilo Espinosa de los Monteros, señaló que la designación de jueces de paz en los territorios, permite a las comunidades convivir pacíficamente con base en el diálogo. SELECCIÓN Luego de socializar el programa y receptar la solicitud de aplicación por parte de la autoridad del GAD parroquial, facilitamos el proceso para que la selección sea idónea y legítima. Los jueces de paz, son líderes reconocidos por su comunidad que solucionan conflictos para que la gente no tenga la necesidad de acudir a las unidades judiciales”, enfatizó Espinosa de los Monteros. Por su parte el presidente del GAD parroquial, Raúl Maldonado, destacó el papel que la justicia de paz tendrá en la localidad. “Nos permitirá prevenir el desvío del recto proceder, evitando conflictos en la comunidad. La vida en la ruralidad exige la participación de todos en mingas, asambleas, etc., y para eso necesitamos estar en paz y llevarnos bien”, señaló. La posesión de la jueza de paz esta prevista para las primeras semanas de 2016. Antes de eso, será capacitada por el Consejo de la Judicatura en técnicas de mediación, manejo básico de TICs, y aspectos jurídicos. De acuerdo con la Constitución y el Código Orgánico de la Función Judicial, la justicia de paz puede resolver conflictos individuales, comunitarios y vecinales.