La pandemia pone en riesgo a los más pequeños del hogar

Según la ONG, World Vision, por la pandemia, millones de niños, niñas y adolescentes están expuestos a mayor riesgo de trabajo y matrimonio infantil debido a deterioro económico.

 

 

IBARRA.- El confinamiento por la pandemia mundial Covid-19 pone en riesgo a los niños, niñas y adolescentes. La ONG World Vision advierte que durante la emergencia sanitaria la vulnerabilidad en temas de violencia sexual, física y emocional, tiene en riesgo a 85 millones de menores de edad en el lapso de tres meses, por la concentración de los sistemas y servicios a la atención de la pandemia.

En promedio, se estima que 1 000 millones de niños y niñas experimentan alguna forma de violencia cada año; no obstante, esta pandemia está exacerbando vulnerabilidades que incrementan el riesgo de violencia no reportada.

Estudio mundial
La Tormenta Perfecta, un reporte publicado por la organización World Vision, revisa información de los programas de prevención de violencia doméstica a nivel global y analiza el incremento en las líneas telefónicas de ayuda en el marco de crisis previas. Al analizar el comportamiento de la asistencia oficial para el desarrollo, la ONG halló que menos 0,6% del gasto total en ese rubro se destina a eliminar y prevenir la violencia en contra de la niñez.

En Latinoamérica, World Vision ya ha alcanzad,o a través de su respuesta, a más de 4 millones de personas, incluyendo a más de 1,3 millones de niños, niñas y adolescentes con ayuda directa. Las campañas informativas y de sensibilización para la prevención de la Covid-19 han llegado a más de 15 millones de personas en los 15 países de la región en donde opera la organización.

En Ecuador, World Vision trabaja desde 1979, presente en 371 comunidades en nueve provincias: Bolívar, Chimborazo, Cotopaxi, Esmeraldas, Imbabura, Los Ríos, Manabí, Pichincha y Tungurahua mediante 13 programas de área y 11 proyectos especiales.

Situación en la provincia
La teniente Monserrath Cifuentes, jefe de la Dinapen en Imbabura, mencionó que la unidad especializada está poniendo en práctica las estrategias para mitigar la vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes en los tres distritos: Ciudad Blanca (Ibarra, Pimampiro y Urcuquí); Valle del Amanecer (Otavalo y Antonio Ante) y Tierra del Sol (Cotacachi).

La oficial mencionó que la tabla de incidencia de maltrato infantil establece que por cada 100 000 habitantes de 1 a 17 años, de 2019 a 2020 hasta la fecha, existe un decremento de casos del 79%, con menos 33 casos. En 2019, en la provincia, fueron 42 casos de violencia infantil hasta la fecha, mientras que en 2020 se registraron 9 casos.

“Tenemos una base de datos interna con la que se está realizando, de manera preventiva, alrededor de 58 perifoneos mensuales y las visitas ‘in situ’ a los menores de edad que han sido víctimas de violencia en el núcleo del hogar, según las alertas proporcionadas por el Ministerio de Educación”, mencionó Cifuentes.

Según la Dinapen, el objetivo es disminuir la violencia a través de todos los mecanismos de prevención y el personal se encuentra laborando en coordinación con el eje preventivo, para las visitas y la activación de los botones de seguridad, poniendo a disposición el portafolio de servicios que brinda la Policía Nacional.

Estrategias

“Estamos trabajando en la parte activa con las llamadas al ECU 9-1-1 y tenemos las redes sociales de la Junta Cantonal de Protección de Derechos, que a través de ellos, se nos pone en conocimiento de cualquier vulneración, luego se realizan las verificaciones y se actúa de forma inmediata. La Junta Cantonal se encuentra activa trabajando, y es el eje articular, para la emisión de medidas de protección de niños, niñas y adolescentes que han sido víctimas de violencia infantil, a lo largo de la emergencia sanitaria”, mencionó Cifuentes, además de resaltar la labor que cumple, en los últimos meses, la Dinapen en la parroquia de Buenos Aires.