La paciencia llegó a su límite y se tomaron las calles

Otavalo. Terminaron con la paciencia de los vendedores del mercado municipal 24 de Mayo. Ayer un buen número de comerciantes se tomaron la avenida 31 de Octubre como una forma de protesta por los incumplimientos de la administración municipal, por la presencia de vendedores informales y por el incremento de locales comerciales en varios puntos de la ciudad.

Comerciantes. Según el presidente de la asociación 24 de Mayo, Washington Vela, la tarde del viernes pasado, en una asamblea general a la que asistieron más de 400 comerciantes, se tomó la decisión de salir a vender en las calles. Esta medida, según Vela, es producto de la falta de “seriedad de las autoridades municipales que no han cumplido con los ofrecimientos a los comerciantes del mercado”.

El paso de todas las líneas y frecuencias de transporte público por el mercado, el cierre del mercado Piman y la no emisión de permisos de funcionamiento para nuevos negocios que afecten el comercio del mercado son parte de las exigencias que plantearon los comerciantes la mañana de ayer.

“Esta medida ha sido para que el gobierno municipal no escuche y se haga eco de nuestros pedidos. Hoy exigimos que los trece puntos pedidos al municipio se cristalicen”, dijo Vela.

“Los vendedores que estamos en el mercado 24 de Mayo también somos pueblo. El señor alcalde nos ha venido realizando promesas pero no tenemos respuestas concretas”, dijo Carmen Ortega.

Acciones. La convocatoria para esta medida de hecho atrajo a decenas de vendedores. Utilizando carretillas y coches salieron del mercado con sus productos y se instalaron en la avenida 31 de Octubre. La toma de la calles inició a partir de las 09:00 ante la mirada de los agentes de control municipal que no pudieron hacer nada ante la iniciativa de los comerciantes.

Vela aseguró también que entre las propuestas de los comerciantes no se descarta el regreso a la explanada donde estaba ubicado el antiguo mercado. “Si es posible utilizaremos carpas para nuestros negocios”, recalcó Vela.

“Hemos pasado más de un año y medio entre promesas de que esta situación va a mejorar pero no ha pasado nada. Ahora la feria de Piman, en la comunidad de La Bolsa, que pretenden convertirla en una feria diaria, también afecta al mercado. Las ventas cada vez bajan más y las autoridades no hacen nada”, dijo Blanca Conejo.

Durante la protesta, los comerciantes recorrieron el antiguo mercado y uno de sus anhelos es regresar a ocupar este espacio.

Con carteles y gritos los vendedores del mercado 24 de Mayo hicieron conocer su molestia.
Los vendedores usando carretillas y coches ofrecieron sus productos a los ciudadanos que transitaban por el sector.
En la avenida 31 de Octubre se instalaron los comerciantes del mercado 24 de Mayo la mañana y tarde de ayer.