La ONU busca crear conciencia pública con el Día Mundial del Síndrome de Down

sindrome de downIbarra.- 8 000 niños tienen síndrome de down en Ecuador, según una estadística emitida en 2014 por la misión Manuela Espejo. Sin embargo la cifra puede aumentar.

En diciembre de 2011 la Asamblea General de la ONU designó el 21 de marzo “Día Mundial del Síndrome de Down” con el propósito de que la sociedad tome conciencia respecto de los derechos.

El doctor Byron Sancan, médico genetista del Hospital San Vicente de Paúl, explica que el síndrome de down es una condición genética donde existe el cromosoma 21 extra.

En la especia humana debe existir 46 cromosomas, 23 que aporta la mamá y 23 el papá. Es decir, en el síndrome hay 47 cromosomas (el 21).

El doctor indica que esta condición fue identificada por John Langdon Down en 1866, que fue un médico inglés que lo describió como personas mongólicas refiriéndose a la etnia mongol de Asia.

En 1959 el científico francés descubrió que esta discapacidad intelectual asociada a rasgos físicos característicos, se debía al cromosoma extra.

Características.- El especialista menciona que en un recién nacido los médicos ven signos que podría sospecharse de un síndrome de down como el perfil facial plano, exceso de piel en la nuca o presentan el pliegue transversal en la palma de la mano.

El 60% de los niños con este trastorno genético van a presentar algún tipo de defecto cardiaco.

Además, presentan disfunción tiroidea, mal formación intestinal, defectos visuales y auditivos que se deben evaluar en una consulta.

A nivel mundial 1 de cada 700 niños nacen con síndrome de down, en Ecuador hay 1 de cada 500. En Latinoamérica el país con más alta incidencia es Chile, que presenta 1 en 400 nacidos. Para saber la causa de estos nacimientos, según el doctor Sancan, se deben hacer estudios más profundos a escala nacional.

Uno de los factores relacionados a este trastorno es la edad materna avanzada, es decir cuando la mujer presenta más de 35 años. “Esto predispone a que la mujer tenga un hijo con síndrome de down, ya que al existir un periodo más prolongado de sus células sexuales llamadas óvulos puede disponer a que no se dividan correctamente los cromosomas”, agrega el genetista, quien asegura que la vida de estos niños ha aumentado porque existen nuevas técnicas más sofisticadas en cuanto a la reparación de mal formaciones cardiacas y un control más estricto de sus alteraciones metabólicas.