La OMS recomienda ejercicio diario a niños

Ibarra. La Organización Mundial de la Salud (OMS) siempre se caracterizó como un organismo que transmite a las naciones miembros los adelantos científicos para mejorar la calidad de vida de la población en base a pruebas de laboratorio y consejos sobre epidemiología y resultados de investigaciones de prevención. Pero ahora, y por primera vez, ha emitido consejos sobre la actividad física para menores de cinco años que incluyen sugerencias acerca de la cantidad de sueño en esta primera etapa de la vida.

Fundamental. En una primera instancia la OMS establece una guía para las áreas gubernamentales de salud, educación y bienestar social y sobre esas pautas llamar la atención a los padres con chicos de hasta 5 años, a fin de contar con una guía para las 24 horas del día. En ese sentido señala que reemplazar los tiempos ociosos en sillas, cochecitos, mochilas y otro tipo de dispositivos, que limitan el movimiento del niño, es fundamental.

Especialista. La pediatra Andrea Flores, dice que los niños tienden a moverse y a no parar, especialmente cuando son pequeños. Sin embargo, la sociedad actual no facilita que los niños estén activos al aire libre o en casa. Desde muy pequeños permanecen sentados y emplean el tiempo en actividades que no requieren moverse. “Con el boom de la tecnología tenemos a niños que no mueven más que sus dedos y manos. Es preocupante porque cada vez tengo más casos de enfermedades asociadas al sedentarismo”, dice la especialista.

Obesidad. Con esto concuerda la nutricionista Andrea Valenzuela, quien afirma que es frecuente la obesidad infantil. La mayoría de los niños con sobrepeso y obesidad siguen una dieta hipercalórica, en la que hay un exceso de alimentos ricos en grasas y azúcares: alimentos precocinados y de comida rápida, escasez de frutas y verduras, comidas grasientas. “Esto sumado a que pasan en inactividad nos trae un problema realmente más grave de lo que parece”, dice Andrea.

El sedentarismo se resume en muchas pantallas y poco o ningún ejercicio, además de unos horarios de comida poco controlados.