La odisea del visado español

“Nunca necesité permiso para ir a la casa de mi madre”, es la frase célebre de Gabriel García Márquez, que lamentablemente no hace referencia a los ecuatorianos que buscan viajar a España. Actualmente, adquirir la tan ansiada visa y pisar la ‘Madre Patria’ ha sido un dolor de cabeza. Más de uno debe pasar una verdadera odisea para lograr el documento. España, ateniéndose a los dictámenes de la UE, exige un visado a todo ciudadano ecuatoriano que quiera entrar en ese país. El presidente del Ecuador Lenín Moreno, solicitó el año pasado al gobierno español, que el visado Schengen no sea un requisito para los ecuatorianos que buscan ingresar a ese país europeo. Sin embargo aún no hay luz verde, pues el pedido y la aprobación debe otorgar el Parlamento Europeo, que está compuesto por 751 diputados de 28 países. Sin perder las esperanzas, el mandatario Moreno está otra vez en España, por un visto bueno anhelado.