La nueva reserva ecuatoriana del Cajas, una biosfera que “el mundo mira”

cajasQUITO. La nueva reserva de la biósfera declarada ayer por la Unesco en Ecuador, la del Macizo del Cajas, se sitúa bajo la mirada del mundo y asume una “responsabilidad enorme”, según declaró María Caridad Vásquez, subsecretaria de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades).

Declaración. “Es un reto importante”, dijo a Efe Vásquez, quien se desplazó a París para asistir a la reunión de la Unesco en la que se aprobó la inclusión en esa privilegiada lista mundial de la quinta reserva de la biósfera ecuatoriana. Vásquez se felicitó por la calidad de la argumentación aportada a la Unesco para que el Consejo Internacional de Coordinación del Programa sobre el Hombre y la Biósfera tomara la decisión de aceptar la candidatura.
Pero además la responsable de Senplades se mostró satisfecha del trabajo de los actores políticos que ha contribuido a la incorporación del Macizo del Cajas.
Vásquez destacó que ahora el reto es “cómo se gestiona” una reserva de la biósfera que reúne a quince cantones y 64 juntas parroquiales, y destacó el hecho de que la Constitución ecuatoriana sea “la única en el mundo que habla de los derechos de la naturaleza”.

Positivo. Mencionó que la decisión tomada en París puede contribuir a elevar la “autoestima” de la población de la zona y, además, permitir lo que calificó de “apropiación” del territorio por parte de sus habitantes.
Además, puso de relieve el lado “intangible” de una declaración de reserva de la biósfera, pues “tiene un valor enorme”.