La nueva ley de discapacidades

La primera Ley de Discapacidades entró en vigencia en el año de 1992, con ella se creó el Consejo Nacional de Discapacidades (CONADIS), se realizaron las primeras investigaciones nacionales de prevalencia, que arrojaron una cifra de 12,14 % en el año 2005, a partir de estas cifras se ha intervenido en la calidad de vida de los discapacitados físicos,  intelectuales y sensoriales.

Esta intervención ha tenido un repunte muy importante a partir del programa Manuela Espejo de la Vicepresidencia de la República que encontró alrededor del 3% de graves discapacidades en todo el país, entre ellas 62000 personas con discapacidades mentales. La organización del Programa Joaquin Gallegos para el cuidado de los que requieren mayor intervención es otro de los grandes logros. El miércoles 22 de este mes se presentara en la Asamblea Nacional la Nueva ley de Discapacidades, cuyos principales planteamientos tienen que ver con el respeto de los derechos de estas personas, es decir que tengan un adecuado trabajo , una familia, una organización, una vivienda digna, una educación del mas alto nivel posible y todos los otros derechos inherentes a la condición humana pero no como simple declaración pues la Ley crea una procuraduría para que los defienda. Así mismo en esta ley  se plantean mecanismos de prevención de las discapacidades como el tamizaje o screening auditivo, que se realiza en neonatos y que permitirá que algún día ya no necesitemos escuelas para sordos, o el tamizaje metabólico que impedirá los daños que producen enfermedades como el Hipotiroidismo y la Fenilcetonuria sobre el cerebro de los recién nacidos. O la instalación de programas tan importantes como el de Control de los niños de alto riesgo (Nar) que ha significado la prevención de todas aquellas causas que tienen que ver con el desarrollo del niño y el evitar a toda costa la discapacidad intelectual. Que nuestros asambleístas pongan su mayor sabiduría en el tratamiento de estos temas trascendentales para la vida futura de todos los ecuatorianos.  
 

 Dr. Enrique Aguilar Zambrano

      neaguilarz@hotmail.com