la moderación al consumir embutidos reduce los riesgos

embutidosIBARRA. 20 quintales (dos mil libras) por semana de chorizo y longaniza y 25 cajas de salchicha, cada una de 32 kilos (1 760 libras), compra cada semana  Aurelio Jumbo para su negocio de cárnicos ubicado en el mercado Amazonas.   

Jumbo, quien además preside la Asociación de Cárnicos de Imbabura,   no descarta reducir el pedido de embutidos tras el informe difundido por la Organización Mundial de la Salud, OMS, que revela que el producto es cancerígeno.
Piensa que es posible que con la noticia disminuya la venta del producto, aunque ayer la comercialización fue normal.
 “La gente sigue comprando embutidos, la gente del campo es la que compra más”, explica Jumbo.
En su puesto de cárnicos lo que más vende es salchicha y chorizo.
En el lugar cuenta con un cuarto frío donde permanece el producto delicado; un congelador para la carne blanca y otro refrigerador para los embutidos.
Pero, existen embutidos que no están refrigerados. “Tenemos recomendación de que este producto no necesita refrigeración en cuatro o cinco días, pero en este tiempo ya se vende todo.
Fuera de refrigeración se encontraban 200 kilogramos de salchicha (440 libras) y 25 kilos de chorizo (55 libras) que espera terminar de vender hasta hoy.

 

CRÍTICA
Sebastián Corella, propietario de la empresa Embutidos y Jamones Candelaria, afirma que el anuncio de la OMS es demasiado drástico como para generalizar el tema del cáncer.
“El artículo original de la OMS es un estudio que se basa en 1 800 pacientes… el estudio no es generalizado”, comenta.
Sebastián Corella explica que su empresa es artesanal y elaboran los embutidos con materias primas seleccionadas.
“Todos nuestros aditivos son naturales”.
1 000 kilos (2 200 libras) semanales es la producción de embutidos en la empresa ubicada en Ibarra.
“Consumir en exceso pan, lácteos tiene su repercusión porque se consume una cierta cantidad de grasa; lo beneficioso de un embutido es que tiene un alto contenido proteico; empresas como nosotras, artesanales, se preocupan de la salud del cliente”, asegura Corella.

EL EXPERTO
En una entrevista en el noticiero de la cadena CNN, el oncólogo Elmer Huerta, dijo que el informe sobre los embutidos lo realizó la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer, un brazo de la Organización Mundial de la Salud. Un grupo de 22 expertos de 10 países analizó más de 800 estudios que hace años ligaban el consumo de las carnes con algún tipo de cáncer.
Explica que se trata del  análisis de las carnes rojas (de vaca, ternera, cerdo, chivo…) y las carnes procesadas (salchicha,  mortadela, jamón…), que se procesan para conservarlas y luego distribuirlas.
El informe concluye- explica el experto-  que las carnes procesadas están clasificadas como causantes de cáncer en el grupo número uno de su clasificación, junto al tabaco.
Y, a las carnes rojas las clasificaron en el grupo 2A que significa probable  causa de cáncer.
“Ellos concluyen en su reporte que las carnes procesadas causan cáncer y las rojas podrían ser causantes de cáncer de colon y recto y luego el cáncer de próstata y páncreas”.
Las carnes procesadas están en el mismo grupo del tabaco, lo cual no  significa que causen el mismo problema ya que su efecto en la salud es diferente.
En el reporte calculan que el consumir, cada día, más de 50 gramos de embutidos eleva en el 18 % el riesgo de padecer cáncer de colon.
La moderación es lo que busca este reporte, dice Elmer Huerta.
“Si ocasionalmente alguien come una mortadela o una carne roja, una vez al mes o una vez cada dos semanas, el riesgo va a disminuir mucho y no es necesario convertirse en un vegetariano a causa de este informe”.
Ahora,  dice Huerta- la OMS podrá enviar el estudio  a cada país “y cada uno podrá decidir si va a poner etiquetas de advertencia, si va a aumentar los impuestos, lo que se considera políticas públicas de salud”.
Efrén Reinoso, director de Vigilancia Epidemiológica de la Coordinación de Salud  de la zona 1, explica que desde hace mucho tiempo se especifica que el consumir carne procesada tiene un riesgo por la salud.
Pero, existen otros factores como el estrés emocional, la combinación de alimentos, que incrementan el factor de riesgo para el cáncer.
La especialista en Nutrición de la Coordinación zonal de salud, Nelly Rosales, afirma que, como Ministerio de Salud, se trabajó en estrategias en beneficio de la ciudadanía, como el etiquetado en el que las personas conocen qué alimento es bueno o perjudicial para la salud.
“Esta pronunciación de la OMS ratifica que las personas debemos consumir siempre lo natural”.
La nutricionista dice que, así como factores de riesgo, también existen factores protectores para la salud.
Todos los alimentos hiperprocesados son perjudiciales para la salud, no exclusivamente solo los embutidos.
Nelly Rosales cita como ejemplo las bebidas edulcoradas, los alimentos que sufren procesos así como los que contienen saborizantes.
Explica que se debe propender al consumo de tres porciones diarias de frutas y dos de verduras.  
También aconseja reemplazar los jugos por fruta natural, más un vaso con agua y eliminar los factores de riesgo como alimentos hiperprocesados, cigarrillos y consumo de alcohol.
La pirámide alimentaria especifica que es necesario consumir de dos a cuatro porciones de alimentos que provean de vitaminas como: leguminosas secas, huevos, leche, mariscos…
“Podríamos comer dos veces en semana pescado; otros dos días leguminosas secas combinadas con un cereal; un día a la semana un tipo de carne roja y no estamos cayendo en exceso”.
Nelly Rosales afirma que la carne roja es una fuente de proteína, vitaminas, minerales y hierro.
Mientras, los embutidos al ser hiperprocesados son modificados, pierde su composición natural y solo queda la sustancia química.