La mascarilla N95 es la más buscada

Ibarra. Tras la llegada del Coronavirus a Ecuador, las autoridades piden tomar medidas de precaución y prevención. Una de ellas es el uso de mascarillas, sin embargo, la mayoría de personas desconocen cuáles son las ideales para prevenir los virus y no son los cubrebocas comunes.

Explicación médica. Santiago Almeida, médico general, explica que la mejor mascarilla es la N95. “Esta filtra las partículas suspendidas en el aire, como por ejemplo, bacterias, polvo y virus, es decir, funciona como un purificador de aire”, dice.

Diferencias. La importancia de las mascarillas N95 recae en que crean un sello hermético contra la piel que impide el paso de partículas en el aire, incluidos agentes patógenos. Su efectividad ha sido probada contra partículas de hasta 0.3 micras de diámetro, y a pesar de que se ha encontrado que las partículas del coronavirus miden entre 0.05 y 0.2 micras, generalmente se

transmiten por las gotas respiratorias de más de 5 micras y por contacto directo con secreciones infectadas.

Entonces, en este escenario las mascarillas N95 sí funcionan como barrera preventiva.

También llamados respiradores, pueden ser de diferentes formas y marcas, pero en todo caso deben tener aprobación del Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH por sus siglas en inglés) como garantía de haber sido probada su efectividad.

También son desechables. “Mucha gente piensa que como es costoso entonces no es descartable. Grave error. Sí es desechable y de uso personal por lo que si va a usarlo varias veces entonces verifique que no presenta ninguna ruptura. Además, solo debe tocarse en los extremos de las cintas para colocarse y sacarse”, explicó Almeida.

En general, ninguna persona sin síntomas debería usar ningún tipo de máscara. Sin embargo, estas mascarillas son las recomendadas.