La lucha de clases

Estudiando Economía Política en el colegio aprendí acerca de los modos de producción: comunidad primitiva, esclavismo, feudalismo, capitalismo y socialismo.

En la universidad, estudiando los Materialismos Histórico y Dialéctico, aprendí que “la dialéctica es la ciencia de las leyes generales del movimiento, tanto del mundo exterior como del pensamiento humano”; y, que “la historia de todas las sociedades -desde el aparecimiento de la propiedad privada-, hasta nuestros días, es la historia de la lucha de clases”.

Estos conceptos fueron explicados por Carlos Marx, quien sistematizó sus ideas económicas y políticas en lo que se conoce como “marxismo”, doctrina que permite interpretar científicamente el desarrollo de la sociedad. Lenin enriqueció la doctrina marxista y la llevó a la práctica al fundar en 1 917 el primer país socialista del mundo: La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Leyendo las obras de Marx, Engels y Lenin, se entiende cómo, al aparecer las clases sociales (a partir del esclavismo), la clase dominante necesitó crear al Estado como un instrumento de opresión, al que lo dotó de instituciones llamadas a sostener y defender a la clase opresora: dos de esas instituciones son el ejército y la policía.

Lo vivido en Ecuador hace unos días, y lo que vive Chile ahora mismo, no son sino violentos capítulos de la lucha de clases propia del sistema capitalista.