La ley del (es) más fuerte

El título de este artículo he tomado “prestado” del título de un libro del escritor y diplomático chileno José Rodríguez Elizondo, para hacer algunas reflexiones sobre lo que le ocurre en el Ecuador en estos momentos.

Recordemos que el economista Rafael Correa, llegó al poder contra todos los pronósticos; según él, no era político (palabra devaluada y sinónimo de todo lo negativo), con proclamas en contra de la corrupción y sobre todo con un discurso izquierdista de reivindicaciones, lo que sedujo a los movimientos indígenas, históricamente marginados; se sumaron movimientos e intelectuales de izquierda que sin duda pensaron que había llegado el tan esperado Mesías prometido. Como ofreció, Correa de verdad le meterá las manos en la justicia, debemos recordarle que una auténtica justicia requiere el respaldo de una fuerza que no obedezca a intereses políticos perversos. Recordemos aquí al filosofo Blas Pascal, cuando advierte que “la justicia sin la fuerza es impotente y que la fuerza sin justicia es tiránica”. “Es preciso, agrega Pascal, unir la fuerza y la justicia, y para ello hacer que lo que sea justo sea fuerte o lo que sea fuerte sea justo”, eso podemos sostener que es así, sólo en un Estado democrático. Del libro Periodismo y Democracia, de la colección INTIYAN, de ediciones CIESPAL, me permito transcribir algunas reflexiones muy oportunas en estos momentos cruciales en que la libertad de prensa está seriamente amenazada: “Los regímenes totalitarios raras veces permiten que sus políticas sean discutidas y menos aun criticadas en forma pública por los medios. Se anatematiza la opinión discordante y a quien ose pensar diferente, aunque tenga la verdad y la razón de su lado” “Los sistemas autoritarios temen a la prensa y radiodifusión independiente y crítica. Los regímenes democráticos, en cambio, se benefician y fortalecen con un periodismo que opera dentro de un marco que respeta y defiende la plena libertad y diversidad de las ideas e intereses”. Por último,  podemos señalar que el estrecho triunfo de Correa en la consulta convocada por su gobierno, ha resultado ser “el parto de los montes”.   

 Coronel (r) Alberto Molina Flores
albertomolina46@yahoo.es