La jubilación

Hasta hace pocos años, hablar del tema jubilación no solo que era una especie de tabú, sino que los empleados y trabajadores del sector público y privado, lo pensaban dos y hasta tres veces antes de acogerse a este beneficio de ley. La razón lógica era que los aportes producían un mísero reconocimiento a tantos años de trabajo y por ello, antes de jubilarse y de recibir pensiones irrisorias, preferían seguir laborando “hasta cuando el cuerpo aguante”.

Hoy las cosas han cambiado en la seguridad social y hasta el pensamiento de quienes se van a acoger a este beneficio ha hecho posible que los ciudadanos (as) se acojan al beneficio y realicen sus trámites cuando ya han cumplido los años de trabajo y aportes de ley.  No hay que olvidar que los jubilados han entregado parte de su vida a la institución a la que se pertenecían y es justo que se reconozca este beneficio en su favor y no se provoque sufrimiento, espera y estrés como sucedía. Es innegable que el IESS vive cambios importantes. No olvidemos también que hay temas en debate como el aseguramiento universal, la edad de jubilación, aumento de los aportes y la contribución estatal a la seguridad social.