La importancia de la protección solar

altTu piel siempre esta expuesta al sol, ya sea en días calurosos o nublados. La ropa y el cabello nos protegen en cierta forma de los dañinos rayos UVA y UVB, pero hay partes que no se cubren como las manos, cara y el cuello.

Importante.  Existen una seria de factores como la altitud, el clima o la superficie que influyen en la exposición solar. En el caso de la altitud, lo que sucede es que la intensidad de los rayos solares es mayor cuanto más altos sobre el nivel del mar nos hallemos; así, por encima de los 1500 m en la montaña, los rayos del sol son más intensos que en la playa.


El protector adecuado.  Una vez que se tiene claro el tipo de piel y en qué condiciones nos vamos a exponer, es cuestión de seleccionar el protector más adecuado a estas circunstancias. Siempre que se pueda, conviene consultar con el dermatólogo, él puede visualizar todas las variables que influyen en el desarrollo de quemaduras y cáncer de piel. Todos los protectores indican un número de factor de protección solar que relaciona el tiempo que se puede estar protegido del sol sin riesgo de quemaduras.

De forma orientativa. Si una persona puede exponerse al sol 10 minutos sin enrojecerse la piel, el factor de protección 15 indica que puede estar bajo el sol sin quemarse un máximo de 150 minutos (15 x 10), pero atención, no todas las partes de nuestra piel responden igual, la cara es mucho mas sensible que las piernas, lo cual quiere decir que con un protector 15 podremos estar 150 minutos sin quemarnos las piernas, pero a lo mejor solamente nos va a proteger la cara 30 minutos.