La importancia de la actitud correcta

altTener la actitud correcta a la hora de enfrentar las situaciones que la vida nos presenta es fundamental para alcanzar nuestras metas en la vida. El desenlace de los eventos depende de nuestra actitud.

En los negocios es muy importante.  Las actitudes reflejan la forma como nos sentimos acerca de los objetos, personas o hechos. Estas pueden ser favorables o desfavorables y son fácilmente modificables en la medida que cada individuo quiera y acepte el cambio en su vida personal. La estrategia de poseer y mantener una actitud positiva hacia la vida se refleja en nuestro comportamiento y en la forma como percibimos lo que vemos. En los negocios es particularmente importante mantener siempre una actitud favorable, independientemente de los embates y adversidades que afrontamos. Es precisamente en el ámbito de los negocios donde interactúa la mayor cantidad de factores externos que están fuera de nuestro control, los cuales inciden de manera directa en la forma como nos sentimos en un momento dado.

Temple de ganadores.  Un líder con la actitud correcta puede influenciar en el ánimo de los integrantes de su equipo y evitar sentimientos de fracasos o actitudes derrotistas ante tales situaciones. Si miramos a nuestro alrededor veremos que los triunfadores no solo combinan inteligencia y capacidad o estudios para lograr el éxito, ¡le agregan una buena dosis de actitud positiva!. Tienen temple de ganadores, buscan y consiguen el éxito, se esfuerzan y no decaen ante los tropiezos, al contrario, se reincorporan con más energía. Son personas que se han enfocado su actitud de tal manera, que todas sus acciones, pensamientos y esfuerzos convergen hacia un tema en particular: el objeto de su foco. ¡Y finalmente tienen éxito!

Algunos consejos básicos.  *La actitud positiva es una decisión personal. Es nuestra elección. Debemos creer en nosotros mismos y alcanzar nuestro potencial.
*Entendamos que en toda adversidad encontraremos algo positivo de lo cual hay que aprender. Lo que nos hiere no es la derrota, sino la actitud que adoptamos ante ella.
*Dejemos todos los fracasos en el pasado, ya no se pueden cambiar. Hoy debemos centrarnos en superar las metas propuestas.
*Fortalezcamos nuestra visión de la vida y trabajemos en una estrategia para convertirla en realidad. Determinemos los recursos que necesitamos para lograr las metas. Veamos oportunidades dondequiera que estemos.
*Confiemos en que podemos ser creativos para encontrar soluciones adecuadas ante los problemas a los que nos enfrentemos.
*Demos la bienvenida a una crítica amistosa en vez de reaccionar negativamente.
*Intentemos rodearnos de personas con actitud positiva. Se contagia.