La Iglesia Católica suspende las procesiones para esta Semana Santa

Quito, 22 mar (EFE).- La Iglesia católica ha suspendido las procesiones de Viernes Santo, mientras que 21 municipios han sido conminados a extremar los cuidados de bioseguridad ante su alta vulnerabilidad a la covid-19, informó este lunes el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Ecuador.

Encargado de atender la situación sanitaria en el país, el COE la abordó de cara al puente festivo de Semana Santa, entre el viernes 2 y el domingo 4 de abril y que, como el año pasado, se verá marcado por las restricciones de la pandemia.

La sesión del organismo contó con la participación de monseñor David de La Torre, secretario general de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, quien dijo en rueda de prensa que este año tampoco se celebrarán las procesiones “Jesús del Gran Poder”, en Quito, y “Cristo del Consuelo”, en Guayaquil.

Se trata de las dos más importantes del país en el Viernes Santo, y que solían atraer a decenas de miles de feligreses y turistas.

Asimismo, el Episcopado ha sugerido a sus parroquias en el territorio nacional que “no se realicen muestras públicas de fe en las que se registren aglomeraciones”, precisó el COE.

El presidente de ese Comité, Juan Zapata, indicó, además, que la Iglesia acordó mantener medidas como la celebración de actos litúrgicos con un máximo del 30 % de aforo, la constante aplicación de medidas de bioseguridad en los recintos religiosos y la transmisión virtual de las actividades religiosas.

El Jueves, Viernes y Sábado Santos sólo se permitirá una celebración religiosa en cada parroquia, mientras que el Domingo de Resurrección se multiplicarán las misas, bajo el aforo permitido y las medidas de bioseguridad estipuladas.

El director del COE también pidió a los ciudadanos que suspendan las reuniones familiares ampliadas ante el peligro de contagio del coronavirus que, de momento, superan los 312.000 contaminados y 11.660 muertos confirmados y 4.814 probables por la covid-19, desde que en el país empezó el registro de la pandemia el 29 de febrero de 2020.

Durante el puente de Semana Santa, el COE tiene previsto ejercer un mayor control para evitar el consumo de alcohol en espacios públicos, especialmente en las playas y ciudades ubicadas en el eje costero del país, y mantener las medidas habituales de restricción a la movilidad como el aforo en el transporte público y en lugares de esparcimiento.

Zapata indicó que los municipios deberán establecer estrategias para minimizar las aglomeraciones y mantener suspendidas las actividades en discotecas y bares, aunque estarán controladas en aquellas jurisdicciones en las que se haya autorizado su reapertura.

El COE también ha alentado a los municipios a abrir sus reservas y parques naturales, ya que estos permiten mantener el distanciamiento físico entre los visitantes.

Frente a todo ello, en su reunión de este lunes el organismo ratificó el libre tránsito y movilidad del transporte terrestre por la red vial del país durante el puente, bajo el exhorto a la población para que extreme la aplicación de las medidas de bioseguridad como el uso de mascarillas y lavado de manos, entre otros.

Así también, ha instado a los municipios de Quito, Guayaquil, Manta, Portoviejo, El Carmen, Santo Domingo, Puyo, Nueva Loja, Tena, Salinas, General Villamil, Chone, Santa Ana, Loja, Zaruma, Roca Fuerte, Sucre, Ambato, Macará, Latacunga y Montañita a que extremen sus precauciones, al ser consideradas poblaciones altamente vulnerables.