La grandeza de la UTN

Siempre hemos de valorar el trabajo que hacen las instituciones de educación superior del país. Es tan importante y loable su labor que se considera que las naciones irán hacia donde vayan sus universidades.

Así es, esa misma premisa la podemos utilizar para referirnos a las universidades que funcionan en el norte del país, que nacieron con expectativas y transitan por la historia con tropiezos sí, pero sobre todo con gran mística y altos propósitos. Este es el caso de la Universidad Técnica del Norte (UTN) que en sus 28 años de vigencia ha dado importantes saltos en lo educacional, tecnológico, infraestructura, en lo pedagógico y en el compromiso con la comunidad que es el valor agregado de esta universidad que no ha desmejorado, sino que,  en base a su pasado, ha impulsado su presente y su proyección hacia el futuro. Lo que ha hecho la UTN es positivo y elocuente, todo lo conseguido es un trabajo diario y esforzado de todas las autoridades que iniciaron la tarea, la continuaron y la fortalecen hoy en el marco de la rica historia educativa en el país. Los imbabureños no solo debemos saludar este nuevo aniversario, sino apoyar las nuevas iniciativas, aplaudir el trabajo de sus autoridades y su comunidad universitaria, ¡Viva la UTN! por siempre.