La Game Boy cumple 30 años

EE.UU. Han pasado 30 años desde que un 21 de abril de 1989 apareció en el mercado japonés la recordada consola portátil Nintendo Game Boy, A Europa llegó el 28 de septiembre de 1990. Eran los tiempos en los que las consolas salían en otros territorios con años de retraso.

Gunpei Yokoi fue el genio que concibió la consola Game Boy que parecía destinada al fracaso. Con ese aspecto de ladrillo de color gris, tenía una pantalla en blanco y negro y menor calidad gráfica y potencia que otras consolas contemporáneas. La Atary Lynx y la Game Gear de SEGA (que salió un año después) presumían de mejores gráficos y pantalla a todo color. Pero una vez más, Nintendo fue más lista y pensó en los bolsillos del usuario.

Las consolas con mejores gráficos no tuvieron acogida porque consumían más pilas. En 1989 se consumían 4 pilas en tres o cuatro horas. Al contrario la Game Boy tenía una pantalla reflectiva sin poca luz, en blanco y negro, con solo 160×144 píxeles, y un hardware no muy potente, pero a cambio ofrecía una autonomía de 15 horas. Nintendo había ganado la partida.

Más barata que la competencia, con más autonomía y con juegos exclusivos muy divertidos, la Game Boy se convirtió en la tercera consola más vendida de la historia, con casi 119 millones de portátiles vendidas. Solo su sucesora, Nintendo DS, y PlayStation 2, la superan.

El éxito de Game Boy dió lugar a numerosas versiones mejoradas como Game Boy Color, Mini, Advance, etc. que se vendieron hasta 2004. En total, la familia Game Boy ha vendido más de 200 millones de consolas.