La Florida es sinónimo de Fe

barrioOTAVALO. La fe y la religiosidad es una impronta genuina del barrio La Florida de Otavalo ubicado en el oriente de la ciudad. Es tranquilo, se vive sabroso y se pasa relajado. Así lo define Carlos Sánchez quien saca pecho al decir que vive más de 30 años en el sector.Su crecimiento y fe religioso lo han distinguido de los otros. De hecho en este barrio está el Santuario de la Virgen Monserrath, de hecho ella tiene su gruta a la cual llegan cientos de fieles a dar gracias por sus ayudas milagrosas. La gruta da la bienvenida al barrio en su ingreso desde la calle Morales, una de las principales arterias para llegar hasta la localidad.

Ahí en pleno altar acompañado de una cause de agua se encuentra la patrona del barrio. “La virgencita nos ha hecho varios milagros. Es muy bonita”, dice Marina López quien a sus 74 años se confiesa de vota de la virgen. Sus devotos rezan el rosario. Se unen para ello después de trabajar. Martha Vinueza asegura que la virgen los protege, que es milagrosa.

Esa la devoción de un pueblo por una madre, por una protectora. No es la única. Ramiro Córdoba quien vive en el barrio hace 24 años también cuenta la historia de la Patrona. “Viene mucha gente a visitarnos, sin embargo necesitamos que el Municipio lo mejore el lugar”, asegura.

Un altar que luce en buenas condiciones da la bienvenida a los transeúntes. barrio comercial El barrio tiene una amplia actividad comercial en el sector de la calle Atahualpa y Morales.

Ferreterías, farmacias y varios locales comerciales destacan en el sector. A esto se suma calles netamente comerciales como la Salinas y la Colon, donde se encuentra desde un alfiler hasta la mecánica Díaz, que le arregla todo tipo de vehículos. De yapa, el tradicional barrio tiene al complejo recreacional El Neptuno, uno de los íconos deportivos de la provincia, como centro de atracción.

Precisamente la semana pasada el desbordamiento del río Machángara, ocasionó una inundación en el complejo deportivo que al momento es administrado por la Liga Deportiva Cantonal de Otavalo. A pesar de este impasse, los moradores del sector se siente complacidos de vivir en el lugar. “Este sector tiene todo. En cuento a servicios básicos estamos completos. Igual en infraestructura”, dice Alberto Díaz, quien vive desde hace nueve años en el sector.

De acuerdo a la estadística que manejan los directivos del barrio, cerca de 800 familias habitan el sector que cuenta con todos los servicios básicos. Por su crecimiento comercial es uno de los más grandes de la urbe.