La fiesta se aplazó

1Edinson Cavani y Christian Stuani sepultaron la ilusión colombiana de clasificarse anoche al Mundial de Brasil 2014. La espera se postergó para octubre donde se juegan las dos fechas finales.

RESULTADOS NEGATIVOS. La jornada de ayer fue para el olvido. Así lo sintió Julio César Osorio, empresario colombiano afincado hace 23 años en Ibarra. “La clasificación se aplaza. De todas maneras nosotros -Colombia- vamos al mundial. Queríamos ganar para ayudarle a Ecuador”, dijo con la tranquilidad del caso.

POSTERGÓ LA FIESTA. Es que los goles de Cavani a los 77 y Stuani a los 80 minutos frustraron la fiesta que se tenía preparado en el Pasaje Ibarra. Cerca de 200 personas llegaron al lugar para presenciar los dos compromisos. Primero, haciendo fuerza por Ecuador ante Bolivia y luego hinchando por la selección de la ‘tierrita’.

QUEDARON LISTOS. No importó si era de la misma ciudad o región. Sí se conocían o no. Ser colombiano era más que suficiente para celebrar la hipotética clasificación. Obvio si Colombia ganaba o mínimo empataba. La fiesta estaba dada. Desde las 15:00 los aficionados coparon el tercer piso del Centro Comercial. Una pantalla gigante de 1.50 por 3 metros y dos televisores de 52 pulgadas, hacían presagiar que la fiesta sería a lo grande.

HASTA OCTUBRE. Los goles uruguayos que fueron gritados por los 50 mil espectadores que asistieron al estadio Centenario, silenciaron la celebración de los 200 colombianos que llegaron hasta el Pasaje Ibarra. La desazón fue evidente, pero el aire de satisfacción por una posible clasificación al Mundial, se postergó hasta el otro mes.