La FAO propone consumir insectos

guiaf1AGENCIAS. La Organiza-ción de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) recuerda que los insectos son ya una fuente de proteínas que forma parte de la dieta de al menos 2 000 millones de personas y que tiene un potencial por explotar.

 

Nutitivos. ‘Comer insectos’ es la original campaña lanzada este lunes por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), tras descubrir a través de un importante estudio que los insectos son nutritivos, variados, económicos y “hasta deliciosos”.
Recurso desperdiciado. La entidad de Naciones Unidas, liderada por el brasileño José Graziano da Silva, sostiene que los insectos son “un recurso desperdiciado”, ya que son una fuente importante y fácilmente accesible de alimentos nutritivos, ricos en proteínas, que se encuentra en los bosques.
Según el nuevo estudio presentado por la FAO durante la Conferencia Internacional sobre los Bosques para la Seguridad Alimentaria y Nutricional, que se celebra en la sede central de Roma, los insectos forman parte de las dietas tradicionales de al menos 2 000 millones de personas.
“La recolección y cría de insectos pueden generar empleos e ingresos en efectivo, hasta ahora sobre todo a nivel familiar, pero también potencialmente a nivel industrial”, sostiene la entidad especializada en agricultura y alimentación. El estudio calcula que existen cerca de un millón de especies conocidas de insectos, el organismo más clasificado del planeta.

Especies. La investigación de la FAO fue realizada en colaboración con la Universidad de Wageningen (Países Bajos) y estableció que los seres humanos consumen en el mundo más de 1 900 especies de insectos. Entre los más consumidos figuran los escarabajos (31%), las orugas (18%), abejas, avispas y hormigas (14%), saltamontes, langostas y grillos (13%), indica la entidad. “Muchos insectos son ricos en proteínas y grasas buenas y tienen un elevado contenido en calcio, hierro y zinc”, subraya el estudio.
“No estamos diciendo a la gente que debe comer bichos”, advirtió Eva Muller, directora de la División de Economía, Políticas y Productos Forestales de la FAO.