La estimulación temprana ayuda a desarrollar la inteligencia

Ibarra. Aunque cada niño se desarrolla de distinta manera y a su propio ritmo, realizar con ellos actividades que estimulen se evolución física y cognitiva, siempre resulta positivo para su desarrollo a largo plazo.

El desarrollo de los pequeños es una de las principales preocupaciones durante los primeros años de vida del bebé. Que logre afirmar el cuello, levantar la cabeza, sentarse, comunicarse, tomar objetos con sus manos, gatear, comenzar a caminar, son solo algunos de los avances que van viviendo los niños..

Estimulación. Para la licenciada en Terapia Física, Belén Sierra, la estimulación temprana trabaja gracias a que la repetición sistemática promueve el reforzamiento de áreas específicas y de interés en el cerebro, esta forma de estimulación provoca que a los niños les sea más fácil adaptarse al medio y avanzar en la sociedad humana, y todo, gracias a lo moldeable que es el cerebro cuando nacemos y somos pequeños.

Sierra acota que la estimulación temprana consiste en una serie de juegos y ejercicios con la intención de proporcionar estímulos repetitivos para desarrollar la capacidad cerebral del niño. Dice que no se enfoca únicamente en aspectos intelectuales, también involucra aspectos sociales, emocionales, sensoriales, afectivos y físicos del infante.”Esta forma de estimulación provoca que a los niños les sea más fácil adaptarse al medio y avanzar en la sociedad humana, y todo, gracias a lo moldeable que es el cerebro cuando nacemos y somos pequeños”, dijo la fisioterapeuta.

Padres. La experta aseguró que los padres pueden ayudar a que su hijo alcance un crecimiento y aprendizaje óptimos si le proporcionan un ambiente seguro y le comunican su amor desde antes de nacer. Durante los meses de gestación, el bebé recibe constantemente los estímulos que le provee la madre, los cuales comprenden una carga afectiva.

Comprende en actividades de contacto o juego con un bebé para el desarrollo de sus potencialidades.
Es una técnica orientada a aprovechar la capacidad de adaptabilidad y aprendizaje del cerebro humano.