La esterilización de mascotas es un acto responsable de amor

Ibarra. Existen conceptos equivocados sobre la sexualidad y reproducción de perros y gatos en nuestra sociedad. Esta falta de información lleva a la sobrepo-

blación y a que exista un exceso de animales no deseados que terminan su vida en la calle o en refugios.

Hay varios beneficios. El veterinario Jimmy Jurado dijo en una entrevista para el segmento “El Especialis-ta” de ENtv, que se ha demostrado que esterilizar a nuestro amigos de cuatro patas conlleva bastantes beneficios.

Sobre los mitos que persisten al respecto, hay quienes todavía creen que las hembras deben tener por lo menos una camada para ser saludables y felices, o que los machos se sentirán frustrados si los castran.

En las hembras. El especialista dice que disminuye el riesgo del cáncer de ma-ma pues entre más temprano se esterilice la hembra, mejor oportunidad habrá de evitar este mal.

Si se esteriliza antes del primer celo, el riesgo se elimina hasta en 99%. En las gatas significa reducir su riesgo de cáncer de mama en 40-60%.

Debido a que el tracto reproductivo se elimina durante el procedimiento de la esterilización, las hembras ya no están en riesgo de desarrollar una grave infección uterina conocida como piómetra.

Se elimina el celo por lo que no se tendrá que lidiar con el sangrado.

En los machos. Se elimina la necesidad de salir en búsqueda de “novias”, por lo cual se disminuye la probabilidad de que se escapen, que sean atropellados o que terminen en peleas con otros machos.

Se estaría reduciendo en gran medida los problemas de próstata, incluyendo posibles cánceres de este órgano, el cual puede ser fatal.

En el perro y el gato machos se disminuye el hábito de marcar territorio con orina.

Si la esterilización se hace desde cachorros, el hábito se puede eliminar casi por completo.

Otras consideraciones. La mascota esterilizada puede llegar a ser más dócil, ya sea hembra o macho.

Por ello, los dueños tendrán menos problemas, en especial con los animales que presentan problemas de conducta agresiva.

Una vez que la mascota se esteriliza, lo ideal es consultar con el veterinario para que oriente con la cantidad de comida que se le debe dar. Los animales esterilizados, por lo general, necesitan consumir menos comida. Pensar en la esterilización de los perros y gatos, tanto de la calle como con dueño, es pensar no solo en el bienestar y salud de éstos, sino en la calidad de vida de las personas.

Dudas. Si persiste alguna duda o consulta sobre el tema de la esterilización, habla con un médico veterinario.

Debes tomar en cuenta que la esterilización es un proceso sencillo, rápido y poco doloroso para nuestras mascotas.
Con este proceso se evita que las crías no deseadas sean abandonadas en la calle. Muchas de ellas mueren.