La Esperanza, una parroquia que avanza firme al progreso

Una ceremonia al aire libre, en el parque principal de la parroquia, se realizó para celebrar los 122 años de La Esperanza, un sector rural del cantón Ibarra que encierra tradición, historia, trabajo, lucha cívica y grandes aspiraciones para seguir adelante.

En el marco de la sesión cumplida el sábado anterior, varias autoridades se hicieron presentes, otras se conectaron telemáticamente como la alcaldesa de Ibarra, Andrea Scacco para dar su mensaje y otras no asistieron como fue el caso de la asambleísta Pamela Aguirre que debía entregar el acuerdo de la Asamblea Nacional, suscrito por la presidente Guadalupe Llori Abarca y por el secretario general, Alvaro Salazar Paredes.

En su lugar tuvo que hacerlo el asambleísta Luis Marcillo.

“Luego de haber vivido y seguir viviendo en esta pandemia hace que nazca el agradecimiento a Dios por permitirnos vivir cada día y compartir este acto solemne por los 122 años de parroquialización de Santa María de la Esperanza”, dijo al iniciar su discurso, la presidenta del GAD parroquial, Anita Carrillo.

La dirigente parroquial hizo un llamado a los asambleístas para promover una reforma al COOTAD y poder incrementar el presupuesto a los GADS parroquiales al menos en un 12 %, según dijo, al considerar que “es emergente un pronunciamiento de la Asamblea Nacional ante los recortes presupuestarios que hemos sufrido durante los últimos años”.

El gobernador Marcelo Simbaña, hizo un llamado a la unidad, mientras que la alcaldesa de Ibarra, vía telemática envió su mensaje, comprometiendo total apoyo del municipio al trabajo que vienen cumpliendo los representantes del GAD parroquial.

El prefecto de Imbabura, Pablo Jurado Moreno, intervino para decir que siendo La Esperanza parte de las 36 parroquias rurales que tiene la provincia de Imbabura, “nosotros hacemos lo posible por atender, pese a los recortes permanentes que existen para los GAD”. Lamentó la muerte del comunicador Antonio Salazar.