Ibarra. Son más 70 emprendedores de la parroquia La Esperanza que ofertan una variada gama de bienes y servicios enfocados principalmente a incentivar el tema turístico de la zona.

En las diferentes propuestas de esta parroquia están los bordados a mano, la gastronomía, los centros de alojamiento y más.

El GAD parroquial de La Esperanza apoya las iniciativas que se han generado y siguen desarrollándose den esta jurisdicción del cantón Ibarra mediante la promoción de las mismas.

Gastronomía. “Sabores y Recuerdos es el nombre del local de Marco Proaño, un lugar especial que empezó a funcionar en esta parroquia hace 8 meses. “Nosotros lo que ofrecemos es comida tradicional en horno de leña. Nuestro sueño era ponernos un local de este tipo, para servir a los turistas en lo que es alimentación y comida tradicional. Nosotros ofrecemos caldo de gallina criolla, pollo en horno de leña, asados de carne de cerdo y mixtos. Además que buscamos rescatar un plato que poco a poco se ha venido olvidando como es el ahogado”, dijo el emprendedor Marco Proaño.

Centro de alojamiento. María Eugenia Obando (turista) considera que en La Esperanza existen muchos lugares por conocer y que sobre son muy únicos para disfrutar, uno de ellos es el centro de alojamiento denominado Terra Esperanza.

Aquí usted puede adquirir artesanías propias de la zona, puede hospedarse y además ser parte

“Es un lugar donde nos da bastante calidez, se prende un fuego, y puede escuchar música o estar leyendo. La gente aquí es bastante amable. Yo vengo continuamente, es importante respirar el aire puro. Yo he venido en compañía de mis dos hijas”, dijo la ciudadana.

Bordados y artesanías. Esperanza Flores es una mujer emprendedora que se dedica a la elaboración de bordados a mano.

“Aquí tenemos ponchos, bufandas, sacos, blusas bordadas a mano. Estamos unos tres años aquí en la plazoleta de Rumipamba”, dijo la ciudadana.

Estos puestos son hechos por la Junta Parroquial, no nos cobran nada por el uso. La gente busca primero Zuleta, porque allá hay mucha publicidad. Pero como nosotros tenemos cosas bonitas, la gente mira, observa los precios y se va a Zuleta, pero como hallá algunas cosas son más caras regresan y nos vienen a comprar”, dijo la ciudadana.

De todo un poco. Blanca Quilo se dedica al igual que sus otras compañeras al tema gastronómico. “Nosotros ofrecemos caldo de 31, truchas, caldo de gallina de campo, tenemos los churos con tostado, tortillas con chorizo, jugos naturales, espumilla cacera, hortalizas y frutas. Todas esas cosas tenemos aquí “, dijo la ciudadana.

“Queremos que la ciudadanía nos visite, nosotros estamos todos los sábados y domingos, desde las 08:00 hasta las 18:00 y los días feriados también. Somos 14 mujeres que estamos en este reto, gracias también a la señora presidenta de la comunidad que nos ha ayudado a seguir adelante”, dijo la comerciante.

Recordó que desde los próximos días ya estarán promocionando el cuy asado. Ella al igual que sus compañeras se encuentran en el polideportivo de La Esperanza.