La esperanza no se pierde

El presidente de la hermana República de Colombia, Juan Manuel Santos, despertó esperanzas en el pueblo ecuatoriano y principalmente en los familiares de los tres trabajadores de diario El Comercio, puesto que se habrían encontrado sus cuerpos en un sitio de la frontera entre Ecuador y Colombia.

Qué importante sería para la tranquilidad de un país sofocar esa desesperación que existe cuando un familiar se encuentra desaparecido y peor aún saber que está muerto sin que se conozca su localización.

Desde el pasado 26 de marzo la incertidumbre ha copado el pensamiento y el corazón de los ecuatorianos porque un hecho que aparentemente no pasaba de una normal cobertura noticiosa en el norte del país, se convirtió en un drama para varias familias y para todos los ecuatorianos. Ojalá la suerte y las acciones que se lleven adelante para llegar a la verdad se concreten para tranquilidad de toda una nación.