La esperanza de sonreír regresó

p4Fueron cientos de niños y adultos los que desde muy temprano esperaban en las instalaciones del Club Rotario de Ibarra, ubicado en La Victoria, ser atendidos por los médicos especialistas. La mayoría de pacientes tenían problemas de paladar hendido, labioleporino y enfermedades similares.     

 

los especialistas. “Nuestra prioridad son los pacientes con labioleporino, paladares hendidos, cirugías de quemados, etc”, dijo el médico imbabureño   Juan Pablo Bastidas, quien también formó parte de los especialistas que evaluaron a pacientes de Carchi, el sur de Colombia, Pichincha, Imbabura e inclusive Cotopaxi.
“Tenemos cupo para intervenir 30 pacientes en promedio, todo dependerá de las evaluaciones”, dijo el galeno quien lleva 10 años participando en este tipo de campañas que realmente son de ayuda social, por cuanto no tienen ningún un costo. “La recompensa  de servir a los que necesitan es formidable, es gratificante, para el corazón y para la vida entera”, dijo.

el precursor de la campaña.   “Las cirugías están programadas para el primero de agosto, vamos a trabajar en tres quirófanos, pensamos en promedio realizar unas 30 cirugías”, dijo Jorge Palacios Martínez, médico cirujano plástico precursor se la campaña, la cual ya lleva casi 25 años.
“Los niños que han nacido con labioleporino, con paladar hendido, niños que se han quemado, cicatrices en sus manitos que tienen retracciones, son todos esos pacientes los que van a requerir intervenciones quirúrgicas”, dijo el especialista.

la voz de los pacientes.   “Yo vine de Natabuela con mi hijo, el tiene problemas con sus orejitas, y me dicen los médicos que le van a realizar una operación, el año anterior no le pude realizar porque tenía un soplo en el corazón, ahora ya solucionado ese problema ya le van a atender”, dijo Sonía Palacios. “A mi hija le van hacer una cirugía del paladar”, dijo Marisela Iza quien viajó desde la noche del viernes, por cuanto ella venía de la provincia de Cotopaxi (Latagunga). A mi hija le operaron en el seguro y allí me recomendaron del doctor Palacios para que le haga la cirugía del paladar y por eso estoy aquí, para la cirugía de mi pequeña, dijo con alegría la señora. Ya en el medio día también arribó un vehículo con pacientes de la República de Colombia.