La esperanza de migrantes en frontera norte se centra en dos proyectos

Ecuador y Colombia buscan mejorar sus prácticas en cooperación en la frontera norte  con el apoyo de la Unión Europea (UE).

Representados por autoridades del Ministerio de Defensa y expertos que trabajan en el paso Fronterizo de Rumichaca, Ecuador y Colombia participaron en la visita de estudios, organizada por la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP).

Actualmente el paso fronterizo entre los dos países se encuentra cerrados desde el 16 de marzo de 2020. Se tiene previsto que se abra de manera gradual el próximo 1 de junio.

En el marco del programa europeo Euyrofront, la cita que comenzó el lunes y terminó este miércoles, se convocó para conocer sobre las buenas prácticas fronterizas del CCPB, que se ha desarrollado siguiendo el modelo europeo.

Los participantes realizaron un intercambio de conocimiento entre especialistas europeos y latinoamericanos sobre la creación y la coordinación de patrullas policiales mixtas tanto terrestres como fluviales.

Además, el establecimiento de mecanismos para trabajar conjuntamente mediante el intercambiando de datos e información; todo bajo un marco legal de respeto a los derechos humanos y el principio de soberanía de ambos estados, señaló la Unión Europea (UE) en un comunicado difundido en Quito.

“El intercambio de información entre las fuerzas policiales de los diferentes países es fundamental para gestionar de forma conjunta los peligros y amenazas que existen en sus fronteras”, manifestó el embajador de la UE en Ecuador, Charles-Michel Geurts, ante esta iniciativa.

Y se mostró seguro de que las delegaciones de ambos países aprovecharán la visita “para observar y obtener ideas útiles para la implementación de un puesto fronterizo de similares características en el paso fronterizo de Rumichaca”.

El programa europeo Eurofront contribuye a la seguridad, a una mejor protección de los derechos humanos y al desarrollo social y económico a nivel nacional y regional en América Latina.

“Esta contribución a la seguridad lo hace mediante el aumento de la eficacia de la gestión en cuatro pasos fronterizos y el apoyo a la lucha contra la trata de personas y el tráfico de migrantes”, señaló en el comunicado.