La droga, un peligro para los jóvenes

Ibarra. El consumo de drogas no deja de ser un problema social importante, de interés y preocupación general. Para padres y profesionales es especialmente preocupante el uso indiscriminado de drogas en etapas de desarrollo evolutivo como la adolescencia, etapa en la que ha aumentado en gran medida el consumo en los últimos años.

Testimonio. Carlos P., es un adolescente que la semana pasada acabó de cumplir su mayoría de edad, pero él consumía marihuana desde sus 16 años, contó que su madres tuvo que dejarle viviendo con sus abuelos cuando era un niño. ‘Me crié con mis abuelos, y estoy muy agradecido con ellos porque nunca me dejaron solo, siempre estaban pendientes de mí, pero el amor de mi madre me hizo falta en todo mi crecimiento’. La vida de Carlos empezó a cambiar cuando en su barrio comenzó a llevarse con personas mayores a él, solía salir a jugar el deporte que más le apasiona como es el fútbol.

‘Recuerdo que un día se me acercó un chico, yo estaba jugando con varios amigos y mi primo y me llamó y me ofreció marihuana, no sabía que era eso y le dije que no quería’.

Tiempo después le volvió a buscar, acotó que ese chico era conocido porque hacía cosas indebidas en el barrio, ese día le ofreció consumir y Carlos lo hizo, él dice que fue por curiosidad.

Agregó que siempre se ha sentido solo a pesar del amor que sus abuelos le entregaban cada día. ‘Ya le empecé a buscar a ese chico y le decía que quería seguir probando dicha sustancia y claro me daba sin ningún problema, creo que eso me hacía sentir bien, me sentía libre, no pensaba en los problemas que tenía, y ya consumía marihuana más seguido’.

Dijo que sus abuelos nunca supieron que consumía hasta que les llegaron rumores y después lo descubrieron. Carlos se portó de una manera incorrecta con ellos, es más de lo buen estudiante que era, empezó a no asistir a su colegio. Él se encuentra en recuperación pero dijo que fumar le ayuda a olvidar todo lo que le hacía mal. Carlos asiste a una clínica de rehabilitación en Ambato un día a la semana, su gran apoyo ahora es su madre que ya está junto al adolescente.

Experta. Martha Rueda, psicóloga dijo que existen múltiples factores que pueden contribuir al inicio del consumo de drogas en los adolescentes como la baja autoestima, baja tolerancia a la frustración, conductas agresivas, problemas familiares, modelos cercanos de referencia en el consumo de drogas, fácil acceso en el entorno, factores de personalidad, etc., pero especialmente relevante es el factor social.

Rueda acotó que la mayor disponibilidad de las drogas para los jóvenes les acerca al consumo, por tanto quien padece algún tipo de trastorno psiquiátrico o psicológico las consume para evitar los síntomas de su problema. ‘Por ejemplo el adolescente con un trastorno de ansiedad social puede consumir alcohol para superarlo momentáneamente complicando así el trastorno y su pronóstico. Y por otro lado, el consumo de drogas puede desencadenar otro tipo de patologías mentales además de la adicción”. Mencionó que los padres de familia deben estar atentos a sus hijos y siempre brindarles la mayor confianza.

Los efectos psicológicos a corto plazo de las drogas pueden ser potentes y acumulativos.
La mayoría de los consumidores de drogas, alguna vez han tsufrido efectos psiquiátricos.