La Diócesis de Ibarra vivió doble gozo

p6f1La Diócesis de Ibarra vivió una fiesta por partida doble ayer. Una eucaristía especial con motivo de la Clausura de la Misión Diocesana 2013 y la entrega del documento por parte de Monseñor Valter Maggi, reconociendo a Monseñor Leonidas Proaño Villalba como el fundador de la Comunidad Religiosa “Ayllu Guadalupepac Misionera Cuna” fueron los motivos de la algarabía que vivió la comunidad católica en la Catedral.

Homenaje. Cecilia Perugachi, misionera Guadalupana, dijo que “la labor principal que realizó Monseñor Leonidas Proaño, fue incluir al pueblo indígena en la evangelización”.


Habitantes de la comunidad Cazco Valenzuela de San Pablo del Lago (Otavalo) se reunieron para rendir un homenaje al “Obispo de los pobres”. En el aniversario del fallecimiento de Monseñor Leonidas Proaño las Misioneras Guadalupanas, recibieron el reconocimiento de fundación.
“Luego del fallecimiento de Monseñor Proaño, jóvenes indígenas de la provincia de Imbabura, que realizaron todo un camino de formación vocacional, decidieron vivir en comunidad y continuar la obra evangelizadora en medio de las comunidades indígenas, actividad que contó con  el apoyo de Obispos y sacerdotes. Es así como en la comunidad de Casco Valenzuela en San Pablo de Lago se consolidó la comunidad de misioneras indígenas denominada: “Ayllu Guadalupupepac Misioneracuna”. Por eso se constituye en motivo de fiesta para toda la Diócesis de Ibarra el recibir este justo documento de fundación”, declaró la hermana María Isabel Anrrango.   

 

Además. Valter Maggi,  también  agradeció a los misioneros que dedicaron su tiempo durante este año de labor a la Diócesis y a la comunidad.