La Diócesis de Ibarra realizó el ‘Séptimo Sínodo Diocesano Ibarrense’

diocesis

Ibarra.- Con el objetivo de conocer las opiniones de la ciudadanía y de entidades públicas y privadas, la Diócesis de Ibarra realizó ayer el ‘Séptimo Sínodo Diocesano Ibarrense’, actividad que inició en septiembre de 2017 y se extiende hasta 2021.

El sínodo empezó con la intervención del vicario general, Iván Onofre, quien añadió que “necesitamos la opinión de todos los organismos”.

Representantes como de la Policía Nacional, Cuerpo de Bomberos de Ibarra, Municipio de Ibarra, Gobernación y Movidelnor fueron parte de este evento que duró cerca de una hora en el salón del Clero del Obispado.

Asamblea.- El Vicario explicó que en este Sínodo esperó recibir la opinión de los asistentes sobre “cómo quisieran que la Iglesia dé un giro en relación a la cercanía que debe tener con la sociedad civil”.

El Sínodo es una asamblea general a la que convoca el obispo para hablar específicamente de la iglesia con la participación no solo de sacerdotes sino de la ciudadanía.

Según el vicario Iván Onofre cuando ya se realice la sesión del sínodo, se les pedirá a cada organización que envíen un representante para que sean la voz de las personas.

Convocatoria.- El sacerdote mencionó que los obispos tienen la libertad de convocar al sínodo. En septiembre de 2021 se elaborará un documento, donde se sabrá por dónde va a marchar la Diócesis de Ibarra durante los próximos 15 años.

“Siempre queremos estar actualizados, llegar más a la gente con las necesidades propias”, dijo Onofre.
Vladimir Chanalata, jefe de educación vial de Movidelnor, indicó que “es muy necesario que todas las instituciones nos unamos tanto públicas como privadas, pero es mucho mejor que quienes pertenecen a la curia lo hagan”.

Según la página de aciprensa, en el Sínodo se reúnen con el Santo Padre, donde tienen la oportunidad de intercambiarse mutuamente información y compartir experiencias, con la finalidad común de buscar soluciones pastorales.