La Dinapen identificó a cerca de 120 niños que viven en l calle

Ibarra. Menores de edad de escasos recursos económicos y que se encuentran en situación de calle, fueron sorprendidos por miembros de la Dinapen.

Con la finalidad de entregar porciones alimenticias y robarles una sonrisa a los más pequeños, quienes son parte de la Dirección Nacional de Policía Especiali-zada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), recorrieron las calles céntricas de la ciudad para identificar a los niños.

Objetivo. La teniente Monserrath Cifuentes, jefe de la Dinapen, contó que además de acudir a las casas de acogida, la finalidad también es hacer un acercamiento ‘in situ’ con los niños en las calles.

Con tres patrulleros de la Policía Nacional, miembros de esta entidad se acercaron a cada grupo de personas, en especial a ciudadanos venezolanos, que en su mayoría se encuentran trabajando en los semáforos mientras los pequeños esperan por un plato de comida.

Importante. La oficial comentó que la problemática actual por la que está pasando el país es el desplazamiento de migrantes.

Sin embargo, según datos aproximados tres millones y medio de venezolanos han salido de su país en los últimos cuatro años y se presume, de acuerdo a la atención social y económica, que habrá 5 millones de ciudadanos expulsados de Venezuela a finales de este año.

Cifuentes también explicó que cada niño recibió bocados, juguetes, sánduches y gaseosas, ya que la falta de alimentación para ellos es preocupante porque la mayor parte del tiempo pasan en las calles con sus familiares. Además, la teniente comentó que con la campaña denominada ‘Yo Vivo sin Violencia Infantil’ buscan erradicar los delitos, abusos, y acosos sexuales en los niños, niñas y adolescentes.

Así mismo en cuanto a los operativos que se están ejecutando en las ‘caídas’ o fiestas clandestinas, que es un plan desarrollado hace dos semanas en coordinación con Intendencia, Cifuentes aseguró que han logrado que se autoricen las matiné en las discotecas para que los adolescentes estén en un lugar adecuado y de manera legal.

Edwin Rosero, cabo de la Dinapen, entrega un sánduche y gaseosa a una pequeña que los recibió con una sonrisa.
La teniente Monserrath Cifuentes, jefe de la Dinapen, dialoga con personas en situación de movilidad humana.