La culpa es la enemiga de la felicidad

Ibarra. Todas las personas hemos experimentando en algún momento de nuestras vidas el sentimiento de culpa.

Este sentimiento, a pesar de ser bastante incómodo y molesto, también suele traer consigo aspectos sumamente positivos si se transforma en responsabilidad.

Experto. Rodrigo Pepinós, psicólogo, agregó que las causas de ese sentimiento de culpa injustificado está relacionado con una lucha entre los valores establecidos y la oposición con el propio sentido común.

Dijo además que las consecuencias pueden ser muy graves para la autoestima de quién padece esta culpabilidad cultural extrema, y tiene que ponerle freno inmediatamente.

El especialista mencionó que una persona con baja autoestima y con necesidad de agradar y de aprobación externa es muy probable que sienta culpa cuando crea que no ha cumplido las expectativas de los demás y lo que se espera de ella. “Esta forma de pensar es la que hace que uno se sienta tan mal cuando cree que ha podido fallar o decepcionar a alguien”, acotó Pepinós.

Consejo. El psicólogo dijo que la tendencia que tienes a sentirte culpable hace que vigiles cuidadosamente cada paso que das para no hacer sentir mal a nadie. Recuerda que tienes una gran empatía, aunque esto puede volverse en tu contra.

Tu exceso de respeto y educación puede hacer que otros te manipulen, que sepan que bajo ningún concepto te rebelarás ni defenderás tu posición. Cuidado con esto, pues otros pueden hacerte sentir culpable.