La cubierta del patinódromo será una realidad

p25IBARRA. El techado del patinódromo de Ibarra será una realidad para el 2014. Al menos así lo expresó José Francisco Cevallos, ministro de Deportes en su visita a Ibarra. La obra está presupuestada para ejecutarla en el primer semestre.

PALABRAS. “Estamos definiendo los valores para transferir a la Federación para que sea la encargada de ejecutar la obra”, adelantó Cevallos.

ESCENARIO. El patinódromo de Ibarra, fue uno de los últimos escenarios que se construyeron la administración de Washington Barreno expresidente de FDI.

ANTECEDENTES. El escenario fue inaugurado el 29 de julio de 2005. “Es una gran alegría que ya se pueda tener el escenario techado. Será de mucho beneficio para los deportistas”, adelantó Miguel Torres, morador de barrio Ajaví Chiquito, jurisdicción donde está el escenario. Sus palabras es el sentir de varios padres de familia que ven el techado como una cuenta pendiente.

REACCIONES. “El patinaje es uno de los deportes de mayor crecimiento en Ibarra. Los resultados están a la vista”, rememora Javier Vega, padre de Daniela una de las mejores patinadoras del país. Daniela lideró el equipo ecuatoriano que sorprendió en el sudamericano de este deporte que se realizó la semana pasada en Santiago de Chile.

idas y vueltas. El escenario fue construido en 2005 y tres años después se ofreció el techado pero solo quedó en palabras. En abril de 2009, Barreno quien era el prefecto encargado de Imbabura inició con los trabajos para la colocación del techado.

CIMIENTOS. La obra empezó con el contrato 61 AJ 2009, a cargo del contratista Roberto Ramírez. Durante este período se instalaron 14 columnas bases a cada lado, sobre las cuales se apoyaran 14 pórticos cruzados de lado a lado.
en veremos. Todo iba viento en popa, sin embargo con la llegada al GPI de Diego García la obra se estancó. La actual autoridad, priorizó otras obras por lo que esta pasó a un segundo plano. Han pasado tres años desde que se paró la obra no se concluye. De hecho el deterioro de la estructura es evidente. Todo indica que para el 2014 el suplicio termina y el techado será realidad.