La Cruz Roja Ecuatoriana de Imbabura ha reunido 5 mil pintas de sangre en ocho meses y medio

informeEn lo que ha trascurrido del presente año, La Cruz Roja Ecuatoriana Junta Provincial de Imbabura, ha recolectado 5 000 pintas de sangre. Esta institución realiza constantemente campañas para recolectar pintas de sangre con el objetivo de ayudar a quien lo necesite.

Nuevo donante. El miércoles 20 de septiembre, Alexander Carlosama, universitario de 21 años, se acercó hasta la Cruz Roja, con el objetivo de donar por primera vez una pinta de sangre. Él mencionó que siempre lo quiso hacer, pero no tenía la oportunidad. Sin embargo, ese día se dio la ocasión de hacerlo y, sin pensarlo dos veces, donó.

Reacción. Magdalena Vega, directora del Centro de Recolecta de la Junta Provincial de Imbabura, explicó que aún no existe en Ibarra una cultura sobre la donación de sangre, ya que la gente aún cree en varios mitos, uno de ellos que someterse a este tipo de proceso puede afectar en la salud. Sin embargo, en la junta provincial tienen estrategias para recolectar.
Existen campañas extramurales, es decir que también recolectan sangre fuera de las instalaciones de la Cruz Roja. Por ejemplo, de lunes a sábados se ubican en varios puntos de la capital imbabureña y también existe días que se trasladan a otros lugares de la provincia. Todo esto hace que la meta mensual que tienen aumente.

Beneficios. Vega mencionó que donar este importante líquido tiene sus beneficios. Ya que cuando alguien da parte de su sangre es favorable para la parte física porque lo que se donan son células maduras y al regenerarlas se favorece la oxigenación del cuerpo, ya que la sangre es la transportadora del oxígeno. Así se puede evitar sufrir de la presión arterial alta y la Poliglobulia (sangre espesa).
Otro beneficio es que desde la primera vez que se dona cada persona que lo hace tiene su propio banco de sangre. Durante seis meses, la Junta Provincial, entrega cinco pintas gratuitas para los donantes, cinco para hijos menores de 18 años y dos para padres mayores de 65 años.

Tabú. Muchas veces se ha escuchado decir que una persona que tiene tatuajes no puede donar su sangre. Sobre esto, Magdalena mencionó que los protocolos que ellos tienen permite que después de 12 meses de haberse realizado el grabado sí puede donar. Sin embargo, antes de realizar la extracción de la sangre realizan una pequeña investigación. Por ejemplo, donde se realizó el tatuaje, si existe algún tipo de infección y que tipo de materiales se utilizaron.
Uno de los casos reales es Santiago Haro, de 26 años. Él explicó que tiene seis tatuajes en su cuerpo, pero esto no le impide ser desde hace cuatro años un donante voluntario.
“También soy voluntario en la Cruz Roja y a parte de eso tú puedes salvar más de una vida con este acto. A parte tienes beneficios para tu propia familia al ser donante voluntario y, además, es bueno para la salud, ya que controlas tu flujo sanguíneo cada cierto tiempo”, mencionó el joven, quien es ingeniero ambiental.
Santiago es ibarreño, pero trabaja en la Capital. Sin embargo, cada vez que puede viaja la capital imbabureña para donar sangre.
Por otro lado, el próximo 18 de octubre, en el Obelisco de Ibarra, la Cruz Roja realizará la tercera campaña masiva en 2017, donde la Junta Provincial de Imbabura aspira recolectar alrededor de 300 pintas de sangre.