La Cooperativa San Gabriel a la espera de poder laborar

sangabriel

Otavalo.- El regreso a las actividades laborales en la empresa de buses San Gabriel no se cumple hasta el momento. La notificación oficial de parte de Amparo Verónica Burbano, jueza de garantías penales del cantón no llega a la Agencia Nacional de Tránsito.


Hasta ayer 17:00 no se restablecía el servicio normal. La cooperativa fue penalizada por el accidente de una de sus unidades ocurrido el 24 de septiembre de 2017 en Otavalo. El miércoles último en el complejo judicial de Otavalo se condenó a JFCO como autor del accidente que dejó 14 muertos y 42 heridos. Además se sancionó a la empresa con una multa que bordea los 300 mil dólares.

De las tres medidas cautelares que pesaban sobre la compañía sigue dos. La suspensión de actividades fue levantada. Sin embargo la notificación no llega de manera oficial a la ANT. “Me tocaba el turno de las 11:30 pero no podemos salir a trabajar. La ANT Quito, pide la notificación del Juzgado, queremos trabajar”, explica Míriam Recalde, propietaria de la unidad 17 de la empresa de transporte.

 

Otras sanciones. A la compañía se le prohibió seguir prestando su servicio desde el pasado 27 de enero. La sanción que fue impuesta por Dora Mosquera, jueza de Garantías Penales de Otavalo, también se extendió a la parte administrativa con la prohibición de enajenar bienes, mover las cuentas bancarias, fondos y acciones entre otras.

Para hoy se tiene previsto que los socios de la cooperativa puedan legalizar nuevamente su permiso de funcionamiento para regresar a las actividades normales. Hay expectativa por la situación.