La conmemoración en tres religiones

La semana mayor para los católicos es la época en la que se recuerda y celebran los hechos más relevantes en la vida de Jesús (la pasión, muerte y resurrección).   
Otras religiones, como los Maranatas, consideran que estos días no son el único momento para adorar a Dios.

SIGNIFICADO
Luis Navarrete, Maranata, dice que todo lo que pasó con Cristo en la Biblia: “No es como la gente hace hoy día, mucha gente hace sacrificio cogiendo la cruz y cargando, haciendo el sacrificio de Cristo nulo”.
“Algunos se hacen hasta clavar en la Cruz, pero Cristo ya hizo ese sacrificio por todos y cada uno de nosotros”.
Para ellos sería una vergüenza recordar con hechos lo que hizo Cristo, como lo llaman. La tradicional fanesca, según Luis, tienen todo el año para prepararla,  al igual que la colada morada. “Todo el año podemos comerla”, argumenta.
Luis compara la Semana Santa con el Día de la Madre. “Es todos los días el Día de la Madre”, añade.
En cambio para Mesías Quilca, pastor evangélico, la Semana Santa es recordar cómo Jesús hace dos mil años vino al mundo. “Para nosotros es importante recordar que murió y resucitó”.
Otro significado para los Evangélicos es preparar la comida tradicional (fanesca). Porque Dios ha dado los productos para comer”, indica.

MANIFESTACIÓN
Mesías comenta que el viernes darán una enseñanza de siete palabras y qué significado tiene cada una. “Queremos aprender con los hermanos”. La fe que tienen los Evangélicos es que Jesús murió y vino para salvar. Edy Nely Nieto, Testigo de Jehová, en la Semana Santa: “Nos referimos en lo que dice la palabra de Dios, celebramos solo un día, el 23 de marzo”.
“Conmemoramos la muerte de Jesús, recordamos el momento del sacrificio que él hizo por todos”, manifiesta.

CONMEMORACIÓN
Se reúnen y celebran el día en que Jesús llegó a la Tierra y dio la vida por las personas cuando murió.
No es el día, sino la fecha, dice Nancy Arnett, Testigo de Jehová. “Es un aniversario que está en el calendario Judío (día 14), ayer se reunieron en el Teatro Gran Colombia y conmemoraron la última cena de Jesús.