La comuna de San Pedro destacó a nivel nacional

Ibarra. Asociaciones de productores de la Sierra, Costa y Amazonía recibieron reconocimientos por desarrollar sistemas agropecuarios sostenibles, con iniciativas propias.

Primer lugar. En la categoría de la sierra obtuvo el primer lugar la Fundación San Pedro, de la provincia de Imbabura. Está conformada por 27 socios de la comuna San Pedro, Lita, Cuajara, La Carolina, del cantón Ibarra.

Ellos están comprometidos con el trabajo asociativo y el bienestar común de sus socios por lo que mantienen un trabajo enfocado en la agricultura familiar campesina y la producción sostenible.

Agradecidos. María José Cano, presidenta de la Fundación, agradeció al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y a la Dirección Distrital de Im-babura, por la capacitación y asistencia técnica que reciben para desarrollar en su comunidad de aprendizaje todo el proceso productivo: desde el fortalecimiento organizativo, producción, transformación y valor agregado de sus productos, hasta la comercialización en los circuitos cortos y ferias solidarias.

Producción. Los productores cultivan plátano, cítricos, papaya, guanábana, entre otros, cumpliendo con los subsistemas agroforestal, suelo, cultivos, pecuario, agua, características principales de la producción agroecológica.

Andrea Daqui, socia de la Fundación, consideró que el premio es una recompensa a la constancia, el trabajo, la voluntad y el esfuerzo, por lo que reiteró su compromiso de laborar por el bienestar de los agricultores y el sector campesino.

Una muestra. Quienes se dieron cita al evento, que contó con una feria en donde se pudo observar los emprendimientos de todas partes del país, pudieron observar las frutas típicas de la zona y las mermeladas que producen en base a ellas. Para esto la capacitación también ha sido importante y les ha permitido incursionar en otro tipo de productos. “Nos han estado dando talleres de poda, nos han ayudado a la realización de productos para desinfectar los suelos y las plantas”, dijo Cano.

Solidaridad. La idea de la fundación es llegar a los grupos vulnerables. Su enfoque es principalmente al adulto mayor. “Porque son quienes han dado su esfuerzo para generar trabajo en sus tierras. Hacen un esfuerzo para sus hijos pero al final se convierten en ingratos. Por eso queremos llegar a ellos”, enfatizó Cano.