La Cátedra Juan Montalvo

El 12 de abril de 2 006, Raúl Vallejo, ministro de Educación del gobierno de Alfredo Palacio, firmó el Acuerdo 198. “Declarar de interés educativo y cultural la Cátedra Itinerante Juan Montalvo y autorizar su inclusión en el área de Estudios Sociales de los quinto y sexto cursos del Bachillerato conforme al calendario que se establecerá en coordinación con las Direcciones Provinciales de Educación”, decía en su primer artículo. Vallejo fue luego ministro de Educación de Rafael Correa, durante tres años.

Como muchas decisiones ministeriales, la del Acuerdo 198 también quedó en letra muerta. Por cierto, no me extrañaría que durante la dictadura correísta se haya prohibido nombrar a Montalvo, insigne escritor, gran polemista, adalid de la libertad y valiente opositor a las dictaduras.

La Cátedra Juan Montalvo jamás llegó a las aulas de los colegios. Si alguien difunde el pensamiento y la obra de Montalvo, no han sido precisamente los gobiernos. Quien “mantiene encendido el legado de Juan Montalvo”, es la Casa de Montalvo, entidad ambateña que trabaja arduamente en la difusión de la obra de nuestro más grande escritor de todos los tiempos. En Ipiales, Colombia, hay varias entidades culturales dirigidas por ilustres intelectuales, quienes mantienen vivo el pensamiento de nuestro compatriota.

Montalvo falleció el 17 de enero de 1 889, hace 130 años, pero su pensamiento sigue vigente.