La calma regresa de forma paulatina hasta Monte Olivo

Carchi. “En las comunidades Motilón y Manzanal, que pertenecen al cantón Bolívar y que se encontraban alarmadas por actividades de minería legal constatamos que existe absoluta tranquilidad en su gente”, se mencionaba en un comunicado de prensa de la Gobernación del Carchi.

Y es que la presencia policial y militar es constante en el parroquia Monteolivo y sus alrededores.

La intervención. Miembros de la Gobernación del Carchi en estos días además realizaron inspecciones por varios sitios de la provincia. La actividad se llevó a cabo en conjunto con Senagua, Gobierno Provincial del Carchi, Policía Nacional del Ecuador, Riesgos y autoridades locales.

Explicaron que por el momento el tema está controlado y que el personal del Ejército se encarga de resguardar la integridad de las personas que habitan en el sector. En lo que respecta a la presencia de los uniformados en la parroquia Monte Olivo, cantón Bolívar, se identificó al siguiente contingente que pertenece a las Fuerzas Armadas: un oficial superior mayor, cinco oficiales subalternos y 58 de personal que son parte del ejército y que pernoctarán en el coliseo del sector y 20 en San Rafael, donde realizarán controles fijos y móviles. Además se conoció que se reforzará el control fijo por personal policial evitando el acceso a de vehículos o personas que no sean del sector.

Antecedentes. Allí se practica la minería ilegal y las autoridades locales no han logrado controlarla, aseguró el ingeniero Julio Tapia, funcionario de Gestión Ambiental del Municipio del cantón Bolívar, en Carchi. Según Tapia, funcionario de Medio Ambiente de Bolívar, en abril de 2018 reportaron las primeras denuncias de minería ilegal en Monte Olivo a la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom) para que realice inspecciones en el lugar. Cerca de 15 personas de Arcom junto con gente de Medio Ambiente del Municipio llegaron al sitio y después de la inspección indicaron que “era una piedra brillosa, no oro”. Jesús Quishpe, intendente de Policía del Carchi, dispuso que los dueños de los predios donde estarían las vetas de minas presenten los documentos de sus predios ubicados en la zo-na.

Los uniformados socializan su trabajo con la gente de la parroquia y zonas aledañas.
Los miembros del Ejército realizan junto con los comuneros la inspección de los sitios en donde habría presuntamente “oro”.