La “caja chica” del fútbol ecuatoriano: 1.200 dólares por besar el balón

Son conocidas por todos los equipos y por todos los jugadores, están en todos los países, pero con el coronavirus parecen haber aflorado con más fuerza en Ecuador para tratar de contener los contagios y permitir que el fútbol pueda jugarse cada fin de semana.

Las multas se han convertido últimamente en una suerte de “caja chica” del fútbol con sanciones ejemplares de 1.200 dólares por esas tradiciones tan arraigadas como la de besar un balón o la de intercambiar una camiseta con un jugador rival.

La misma cantidad es aplicable por no usar correctamente la mascarilla en cualquier espacio de un estadio donde se disputa algún compromiso de competición oficial. Y no son pocos los casos.

“El club ha tenido que tener cuidado, ha tenido que trabajar mucho con sus jugadores para que comprendan que un acto natural como besar una pelota para dar suerte, que es algo típico del fútbol, no se puede hacer”, dijo a Efe el representante de uno de los clubes de la primera división.

Y explicó que, con ello, “hay algo natural en el fútbol que se tiene que desnaturalizar, hay toda una serie de cosas con estas reglamentaciones que nos cambia la dinámica natural del fútbol”.

Hay otros castigos llamativos por 1.200 dólares para los clubes que no realicen limpieza y desinfección tras su entrenamiento.