La audiencia por aborto no consentido fue diferida

Ibarra. Para el próximo 7 de agosto, fue diferida la audiencia de apelación por el caso de aborto no consentido, que fue sentenciado en el Tribunal de Garantías Penales de Imbabura.

En primera instancia la diligencia estaba planificada para el 25 de julio, sin embargo el Sistema Informático de la Función Judicial, notificó que la audiencia quedaba diferida, ya que la jueza ponente de la causa se encontraba asistiendo a un curso el 25 y 26 de julio, por lo que había solicitado, anteriormente, una licencia para ausentarse de la Corte Provincial de Justicia.

La madre de la víctima informó a Diario EL NORTE que, en la próxima fecha que ha sido definida, realizará un plantón junto a allegados, familiares y miembros de colectivos feministas, para pedir a los jueces que no se revoquen el fallo, ya que el caso ha causado conmoción en toda la provincia y dejó secuelas irreparables en la vida de su hija y de toda la familia.

Los hechos. El último 9 de mayo, los jueces del Tribunal de Garantías Penales de Imbabura, sentenciaron a siete años de prisión a Juan Carlos S., Raúl Clemente R. y José Enrique A. por el delito de aborto no consentido, estipulado en el artículo 148 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

En el juicio, la fiscal Ana Lucía Encalada y la acusación particular de la víctima, lograron demostrar que el exnovio de Jéssica, Juan Carlos S., planificó el aborto de un hijo suyo, sin el consentimiento de la joven. Para ejecutar el hecho contrató a dos médicos, Raúl Clemente R. y José Enrique A., quienes llevaron a cabo el delito.