La atención oportuna ha evitado casos de suicidio en Ecuador

Los dispositivos de videovigilancia del ECU 9-1-1 se usan para la prevención de delitos y de emergencias y el apoyo visual de la atención de incidentes. Además, estos dispositivos, de enero a junio de 2021, han colaborado para evitar 357 suicidios a escala nacional, gracias a la rápida respuesta de los agentes en territorio, el monitoreo de actitudes inusuales en puentes o edificaciones y fundamentalmente a las acciones de verbalización que ejecutan las unidades especializadas en estos casos, que han permitido convencer a las personas para que desistan de atentar contra su integridad física.

La verbalización es un método de persuasión que usa el personal calificado para calmar a las personas que pretenden quitarse la vida. Esta técnica y el monitoreo de cámaras han permitido anticipar acciones de ciudadanos que buscaban suicidarse. Estos intentos autolíticos (pensamientos o ideas encaminados a cometer suicidio) registran un incremento de 15% con relación a 2020.

En los videos, se ve el procedimiento de las instituciones de socorro y en los audios del ECU 9-1-1 se escucha que las personas se comunican para pedir ayuda y apoyo, que reciben del personal operativo especializado y de profesionales de las entidades de salud presentes. Pero también se ha atendido alertas de personas que sí consuman su intento autolítico.

Juan Zapata, Director del ECU 9-1-1, sobre este tema señaló que de enero a junio, se han articulado 194 emergencias referentes a suicidios, es preocupante porque el incremento respecto al año 2020 es del 37%.

Las provincias que más reportes tienen son Guayas con el 28% (55 reportes), Azuay registra el 10% (19 eventos), El Oro tiene el 7% (14 hechos) y Tungurahua representa el 6% (11).

Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la región de las Américas, cada año se registran 100 000 muertes prematuras por suicidio. El suicidio es la segunda causa principal de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años.