Kichwas y Tsáchilas aprendieron de medicina ancestral

Una comisión de otavaleños viajó hasta la comunidad Tsáchila El Poste, en la provincia de Santo Domingo, para participar de un intercambio de experiencias sobre medicina ancestral y desarrollo del ecoturismo.

Los integrantes de la comitiva sarance fueron representantes de las comunidades Faccha Llakta, Punyaro y Huaycopungo; quienes pudieron palpar de primera mano los conocimientos del pueblo Tsáchila.

“Hemos visto la necesidad de realizar este encuentro, ya que las organizaciones de mujeres, además de las comunidades, necesitan tener estos conocimientos, para también realizar estos trabajos dentro de sus comunidades”, dijo Cristina Tixicuro, facilitadora del Proyecto Municipal Mujer y Familia.

Este encuentro de pueblos originarios oriundos de las provincias de Imbabura y Santo Domingo, se dio a través de la articulación del Municipio de Otavalo, el Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer y Fons Valencia.

“Para mí fue una alegría poder asistir. Es la primera vez que participo y hago esta convivencia para compartir lo que sabemos de la naturaleza”, opinó Margarita Espinoza, partera de la comunidad Huaycopungo.

Los conocimientos ancestrales de los pueblos originarios del mundo entero, son un tesoro invaluable según la consideración de los entendidos en la materia. Esta aseveración no escapa a los poblados nacionales, los cuales guardan mucha sabiduría en sus hombres, producto del paso inexorable del tiempo.

Al respecto de ello, Flavio Calasacón, experto en medicina ancestral de la comunidad Tsáchila, manifestó: “Las plantas no son utilizadas ahora, eso se ha utilizado hace tantos años atrás. Yo tomaría referencia de mis abuelos, de mis bisabuelos y de mis tatarabuelos. Ellos nunca utilizaron, como hoy utilizamos, una pastilla, una píldora o de pronto un jarabe. Ellos utilizaban el extracto de las plantas”.

Asimismo, Margarita Espinoza, destacó la importancia de valorar los saberes de su pueblo, sobre todo en tiempo de pandemia mundial por el Covid 19, en el cual mucha gente sufre al rededor del planeta, inclusive por no poder acudir a donde un médico por falta de recursos ando existe esta posibilidad de la medicina ancestral.

De acuerdo a un artículo publicado por la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires – Argentina (Unicen), “la medicina alternativa es una forma ancestral que busca prevenir y tratar una amplia variedad de dolencias y enfermedades de la forma más natural posible. Sin embargo, se deben reconocer los avances de la medicina convencional y aprender a complementar ambos campos, dando siempre prioridad a la salud”.

Cabe señalar que este tipo de medicina corrió el riesgo de desaparición con el avance de la tecnología. Acerca del tema, la Unicen menciona: “Tras la llegada de los productos farmacéuticos y los distintos métodos empleados por la ciencia en el campo de la salud, la medicina alternativa estuvo a punto de desaparecer. No obstante, en todo el mundo se pueden encontrar espacios que ofrecen servicios de medicina alternativa, entre los que se encuentra la acupuntura, la quiropráctica y el uso de plantas medicinales, entre los más destacados”.