Kapak Raymi, época del cuidado de los sembríos

Ibarra. El Kapak Raymi es la gran fiesta de la nueva vida, los líderes de los pueblos indígenas se reúnen para agradecerle al sol por el inicio del nuevo periodo de siembra y también se desarrollan varios rituales. Esta fiesta inicia el 21 de diciembre, pero las diferentes comunidades kichwas de Imbabura ya se encuentran preparando actividades para esta importante celebración.

Celebración. Pedro Cabascango, consultor y gestor cultural de patrimonio y emprendimientos culturales creativos y experto en cosmovisión andina, dijo que dentro del calendario andino se tiene cuatro celebraciones importantes como es el Kulla Raymi, Kapak Raymi, Pawkar Raymi y el Inti Raymi.

El calendario andino según Cabascango se enfoca en lo siguiente: el 21 de septiembre se celebra el Kulla Raymi que es la preparación de la tierra de la siembra de los productos, tres meses posteriores, el 21 de diciembre se celebra el Kapak Raymi que es la época del cuidado de los sembríos de la pachamama, el 21 de marzo el Paukar Raymi, lo que se sembró empieza a florecer y el 21 de julio es el Inti Raymi que es la época de la cosecha.

Dentro de estas celebraciones ya está próximo el Kapak Raymi en donde también se realizan ceremonias rituales como el wara chimpachik que se trata del cambio de bando de las nuevas autoridades. “Se van posicionando a los jóvenes en las distintas comunidades para que vayan asumiendo un rol de liderazgo”, dijo el gestor.

Cabascango explicó que dentro del Kapak Raymi, en las comunidades realizan el reencuentro familiar con música, danza y homenaje a la Pachamama efectuando un ritual en el que se utiliza los cuatro elementos principales de la cosmovisión andina que son el agua, fuego, aire y el viento. “Con este ritual se hace un purificación y la bienvenida a este cambio de espacio para hacer un paso del Kulla al Kapak Raymi”, manifestó.

En las comunidades realizan encuentros con los niños en las escuelas y se muestra la importancia del calendario andino. Este calendario enmarca un cambio de espacio y un reencuentro con los seres queridos.

La nacionalidad Kichwa con sus 18 pueblos indígenas realiza el realce a esta celebración, en Imbabura participan los kichwas otavalos, cayambis, caranquis y natabuelas. “Todos los Kichwas enmarcamos este calendario y el objetivo es rehabitalizar nuestros saberes ancestrales”.

La fiesta también marca el tiempo del cambio de la niñez a la adolescencia, así como el reconocimiento de la autoridad de los líderes espirituales.
Los líderes de las comunidades se reúnen para agradecerle al sol por el inicio del nuevo periodo de siembra.