Kapac Raymi, una fiesta con sello andino en Imbabura

otavaloLa fiesta de la renovación, del cambio de mandato, así es Kapac Raymi, una celebración que se hace todos los 21 de diciembre, pero que el domingo se adelantó en Otavalo.

 

Celebración. El Kapac Raymi, que es uno de los cuatro Raymi que celebran los pueblos andinos. En Imbabura se desarrollará conjuntamente entre los cabildos y comunidades, especialmente en la zona rural de Otavalo.
Esta celebración también es parte de la fertilidad de la tierra, porque empieza la siembra de nuevos productos, para que el 21 de marzo se puedan cosechar los primeros frutos. En esa fecha se produce el solsticio de verano en el hemisferio sur, momento en el que el sol se encuentra en el punto más lejano.

Ceremonia. El ritual de ayer se realizó en la Plaza de Ponchos en medio de unas 300 personas. Esta fiesta se repite en toda la región andina, pero con mayor fuerza en Otavalo, Saraguro, Cañar y Guaranda.
“Kapac quiere decir sabiduría, sapiencia es por eso que aquí están los compañeros de sabiduría ancestral, para dignificar esto”, dice Edwin Tituaña, coordinador de pueblos kichwas del Municipio de Otavalo.

Legado histórico. Las fiestas andinas están basadas en el movimiento de la tierra alrededor del sol. Dos equinoccios, 21 de marzo y 21 de septiembre, se celebran el Pawkar Raymi y Kuya Raymi, respectivamente, y dos solsticios, 21 de junio y 21 de diciembre en los que se realizan el Inti Raymi y Kapac Raymi. En los equinoccios, la Tierra está más cerca al sol y en los solsticios sucede lo contrario.

Significado. El Kapac Raymi, es una liberación de energía positiva, que tiene que ver con los principios y valores de la familia desde los padres, pasando por la vecindad, hasta la comunidad. Estas celebraciones vuelven a las raíces de nuestros pueblos andinos. “Este ritual es la esencia misma de la cosmovisión andina que se manifiesta espiritualmente”, añade Miguel Santillán, líder kichwa.