Juzgaron por primera vez el delito de odio en Imbabura

altIBARRA. María Morejón, denunció a Alex Pinto Paez y a su padre Hugo Pinto Manosalvas, de odiarla y haberla agredido físicamente por ser lesbiana.

Según la acusación, el pasado 3 de marzo de 2010, en la avenida Atahualpa de la ciudad de Ibarra, los dos acusados se habían bajado de un auto y Alex Pinto, le habría dado un rodillazo en el rostro a María rompiéndole la nariz.

Los hombres aceptaron que  una mujer de su familia con la misma tendencia sexual, era amiga de la mujer que los acusó y que ellos nunca le habían provocado tal lesión.
Los miembros del Segundo Tribunal de Garantías Penales de Imbabura, ratificaron la inocencia a los dos hombres, porque la parte acusadora no pudo probar dicha agresión.