Jugos verdes, salud y belleza para tu cuerpo

Los jugos o zumos verdes son una excelente opción para incorporar verduras y frutas a nuestra dieta de una forma sencilla y aprovechar todos sus nutrientes y propiedades.    
Se elaboran, principalmente, mezclando verduras de hoja verde y frutas, aunque también se pueden añadir unas gotas de jugo de limón o lima, jengibre, cúrcuma, etc. Si añadimos semillas (como por ejemplo de sésamo, lino o linaza o cáñamo) éstas ralentizan y dificultan en cierta medida la absorción de los nutrientes y favorecerían la irritación en el tracto digestivo e incluso pueden producir gases. Si las añades a los batidos verdes, que sea en poca cantidad y de forma esporádica. Los jugos y batidos verdes se pueden tomar a primera hora de la mañana, entre comidas, durante un día a la semana podemos beber únicamente éstos para depurar, etc. Son una buena forma de aportar nutrientes a nuestra dieta y pueden ser de gran ayuda en las dietas para adelgazar, ya que no aportan muchas calorías, hidratan, ayudan a eliminar toxinas y depurar, estimulan nuestro metabolismo y son muy saludables.
Lo mejor es prepararlos en el momento en el que se van a consumir. s a Los jugos verdes son excelentes para tu nutrición. Las hortalizas verdes tienen la capacidad de transformar la luz solar en los alimentos.Los jugos y batidos verdes están llenos de clorofila, vitaminas, minerales y enzimas muy beneficiosas para nosotros.
Fortalecen nuestro sistema inmunológico, por lo que nos ayudan a proteger nuestro organismo y mantenerlo con buena salud.
Por su aporte en clorofila, un pigmento de color verde que tienen muchos vegetales, nos ayudan a oxigenar la sangre y ésta llevará más oxígeno a todo el cuerpo, algo especialmente interesante para deportistas. Ayudan a alcalinizar el pH de la sangre.
Eliminamos toxinas acumuladas en el organismo
Se facilita la regeneración de las células que forman los tejidos, órganos y sistemas de nuestro cuerpo. Otro beneficio de los batidos verdes es que, al conservar la fibra, nos ayuda a limpiar el colon y se favorece la limpieza y expulsión de las toxinas acumuladas. Además, los batidos verdes son más saciantes que los jugos o licuados.
No está recomendado mezclar frutas con hortalizas con almidón, como es el caso de las zanahorias, coliflor, beterrada, brócoli, coles de Bruselas, calabaza, maíz o calabacín, ya que, se favorecería la mala digestión y podrían producir gases. Para un jugo o zumo verde, con dos ingredientes es suficiente, por ejemplo: unas hojas de lechuga y una pera. No es necesario mezclar varias hojas verdes y varias frutas en el mismo jugo. Mantén la combinación lo más sencilla posible y así facilitaremos la absorción de los nutrientes.
Procura variar en cuanto a los ingredientes que usas en cada batido, así te aseguras que obtienes los diferentes nutrientes.