Jugadores del Imbabura se divierten sin autorización

altIBARRA. Mientras que para Wilson Armas, extécnico del Imbabura era prohibido la salida de los futbolistas antes de un encuentro, para el actual entrenador Eduardo Granda es normal.

Un grupo de jugadores dejaron sus domicilios el pasado jueves en la noche para concentrarse en uno de los bares de la ciudad. Se conoció que los futbolistas estuvieron hasta altas horas de la madrugada.

 Granda dio permiso. A dos días del encuentro ante Liga de Quito la plantilla de futbolistas del Imbabura se reunió en un bar de la urbe, bajo la autorización del entrenador Eduardo Granda. El estratega aceptó que tenía conocimiento de la salida.

“Sí tuvieron autorización. No hay problema. Ellos no hicieron algo fuera de control en la parte física. A veces es bueno desestresarse de alguna manera”, dijo Granda.Se conoció que los futbolistas estuvieron fuera de sus domicilios hasta cerca de las 3:30 de ayer.

 Contradicción. Otro de los miembros del cuerpo técnico también habló sobre el caso. Él negó la salida de los futbolistas hasta la madrugada.
“Nadie se fue a desmandarse o a trasnocharse. Es mentira que estuvieron hasta altas horas de la madrugada. Fue una comida que se hizo hasta las 22:30. Allí se terminó la reunión”, dijo Jorge Rivero, preparador físico.

 Directivos analizarán el caso. Este caso tomó por sorpresa al coordinador Medardo Aguirre. Él dijo que no conocía de esta actividad.  “No fuimos informados legalmente. El directorio tiene claro lo que hay que hacer. Se tomarán las medidas de acuerdo al informe que presente el cuerpo técnico”, dijo Aguirre.
Se conoció que ayer el cuerpo técnico y los miembros  del directorio se iban a reunir para tratar este caso polémico.

 No es la primera vez. Hace no más de tres meses los dirigentes vivieron la misma escena con un grupo de futbolistas. De esta irregularidad llegó a oídos de Luis Aguirre, presidente del Imbabura.
“En esa oportunidad se sancionó económicamente. Esta vez se tomará la decisión luego del informe”, dijo Aguirre.