Jugadoras del San Miguel se sometieron a pruebas de Covid-19

San Miguel de Ibarra es el equipo que representará a la provincia en la Superliga  Ecuatoriana de Fútbol Femenino 2020. Sin embargo, para poder formar parte del certamen y debido a la emergencia sanitaria que vive el país productor del  coronavirus,  las jugadoras y el cuerpo técnico ya cumplieron con el respectivo test de Covid-19 y solo esperan tener luz verde   para retomar los entrenamientos.

Iván Avellaneda, uno de los entrenadores que tiene el cuadro femenino imbabureño, se siente tranquilo. Esa sensación porque después de que jugadoras y miembros cuerpo técnico del Club Femenino San Miguel de Ibarra fueron sometidos a las pruebas de Covid,   ninguno presentó problemas.

Ahora, aspiran volver lo más pronto a los entrenamientos como, de a poco, lo están haciendo otros equipos femeninos del  país, entre ellos Independiente del Valle y Liga Deportiva Universitaria de Quito.

Equipo completo

Para este proceso, el conjunto local, según explicó el técnico Avellaneda, pudo contar con todas sus jugadoras incluidas los  siete refuerzos que son de fuera de la provincia. Entre los  refuerzos se destacan dos futbolistas colombianas y una venezolana.

Las  pruebas para confirmar o descartar presencia de Covid-19, se realizaron  en una clínica privada de  la capital imbabureña.

Reacción

Maritxell Cazares  García, una de las  figuras más jóvenes que tiene  el equipo y también el  balompié femenino imbabureño, se sintió contenta tras dar negativo en el test.

“La verdad, estoy muy emocionada, ya que deseo demostrar todo mi talento para poder ser observada y, por qué, no ser tomada en cuenta  para los microciclos y llegar a ser seleccionada ecuatoriana”, mencionó Maritxell, quien está ansiosa por regresar a los entrenamientos al aire libre.